Fitoterapia, Medicina alternativa, Plantas medicinales, Remedios, Remedios naturales, Salud, Terapias naturales

Vino de diente de león

Receta de vino de diente de león casero

Receta de vino de diente de león, fácil de preparar y que alberga todas las cualidades y virtudes medicinales del diente de león. Aunque es un vino medicinal no contiene alcohol. Descubre cómo prepararlo.

diente-leonExisten diferentes formas a la hora de disfrutar de los diferentes beneficios del diente de león. Una de las más comunes –y sencillas- es en forma de infusión, destacando principalmente por su facilidad de preparación.

El diente de león es una planta con cualidades desintoxicantes y depurativas, especialmente aconsejada en caso de hígado graso, estreñimiento, hígado perezoso o hipoacidez gástrica.

Esto es debido a que es capaz de aumentar la secreción de la bilis, ayudando natural y positivamente desde un punto de vista digestivo, y también a la hora de depurar el organismo.

Otra opción diferente es a partir de vino de diente de león, aunque debemos tener en cuenta que no se utiliza alcohol para su elaboración, dado que entonces perdería la mayoría de sus principales propiedades medicinales. ¿Te animas a prepararlo?

Ingredientes principales

  • Flores de diente de león
  • 2 litros de agua
  • 15 ml. de raíz de jengibre (previamente machacado)
  • La piel de un limón y una naranja
  • 700 g. de azúcar terciado
  • Zumo de un limón
  • 10 ml. de levadura de vino

Preparación del vino de diente de león

En un cazo grande lleva el agua a ebullición. Cuando entre en ebullición apaga el fuego y deja enfriar. Pon las flores de diente de león en un bol o cuenco y añade el agua sobre las flores. Deja reposar y macerar un día, removiendo de vez en cuando.

Pásalo todo a un cazo grande junto con las pieles de naranja y limón y el jengibre y deja hirviendo durante media hora. Filtra y pon en el cuenco.

Exprime el limón para obtener su zumo y mezcla con el azúcar, dejando enfriar.  Bate la levadura y añade. Cubre el cuenco con un paño y deja fermentar durante dos días.

Trasvasa el líquido final a una cuba o botella de cristal y cierra con un tapón que no permita el paso del aire. Deja fermentar y reposar durante dos meses.

Finalmente pasa a botellas limpias.

vino-diente-de-leon

Previous ArticleNext Article