Remedios naturales

Uvas pasas en remojo para el estreñimiento

Las uvas pasas aportan muchos beneficios para el estreñimiento, sobre todo si las consumes en ayunas después de haber estado en remojo. Descubre cómo hacer este remedio casero.

El estreñimiento es definido como una afección consistente en el hecho de tener una deposición de menos de tres veces a la semana. Por lo general se encuentra asociada a dos problemas muy habituales: o bien por dificultad a la hora de evacuar, o bien por sufrir de heces duras. Por ello suele ser común que se presente dolor mientras se evacúan las heces si éstas son muy duras, o bien se presenta incapacidad de tener una deposición después de hacer fuerza o pujar durante un tiempo determinado (en la mayoría de los casos más de 10 minutos).

En realidad se sufre de estreñimiento cuando en algún momento se tiene una deposición, o bien cuando se necesita de mucho esfuerzo para su evacuación. Y es que debemos tener en cuenta que, en realidad, las deposiciones consideradas como normales son diferentes para cada persona, por lo que no tener una deposición todos los días no significa necesariamente que se padece o sufre de estreñimiento.

Uvas pasas para el estreñimiento

Entre sus causas más habituales podemos mencionar: seguir una dieta baja en fibra, no tomar agua en cantidades suficientes (por ejemplo, al menos de 8 vasos de agua al día u otras bebidas naturales como zumos de frutas e infusiones), tardar demasiado a ir al baño cuando se presenta la urgencia de defecar (por ejemplo porque nos encontramos en la calle y estamos fuera de casa), así como la poca o nula práctica de actividad física. También existen determinadas enfermedades o trastornos de salud que pueden influir en la aparición del estreñimiento: el síndrome del intestino irritable, el hipotiroidismo, trastornos del sistema nervioso o emocionales/mentales, o cáncer de colon. A su vez es muy común que aparezca en el embarazo.

Dado que una de las soluciones al estreñimiento más naturales que existen es seguir una dieta rica en fibra, en este sentido destaca el consumo de uvas pasas, unos frutos secos deliciosos y muy saludables.

Qué son las uvas pasas y cuáles son sus beneficios para la salud

Las uvas pasas son en realidad uvas pasadas, que han sido sometidas a procesos tanto de secado como deshidratación con el objetivo de reducir su contenido en agua. Por este procedimiento las uvas se convierten en un fruto aún más dulce, de color oscuro y apariencia arrugada sumamente característica.

Se caracterizan por ser un fruto seco muy energético, que aporta interesantísimas cantidades de hidratos de carbono. Por lo que se convierte en una opción ideal para quienes necesitan un aporte extra de energía. Por ello son tan interesantes tanto para estudiantes como para deportistas.

También son muy ideales a la hora de desintoxicar y depurar el hígado, ya que ayuda a limpiarlo de forma totalmente natural. Gracias a esta cualidad es un fruto seco útil cuando también se desea depurar el organismo y eliminar las distintas toxinas que se han acumulado en él.

Beneficios de las uvas pasas en remojo contra el estreñimiento

Beneficios de las uvas pasas para el estreñimiento

No obstante, no hay duda que una de las cualidades más conocidas, populares e importantes de las uvas pasas son sus beneficios a la hora de aliviar el estreñimiento, sobre todo gracias a su altísimo contenido en fibra, de manera que es una opción natural interesante en caso de que tengamos estreñimiento, o bien para ir mejor al baño y prevenir su aparición.

Ayuda a mejorar y regular el tránsito intestinal, lo que se une a su contenido en fibra para ayudarnos a disfrutar de una mejor salud intestinal. Esta cualidad aumenta sobre todo si se consumen con yogur natural, que regula y mejora nuestra flora intestinal.

Cómo hacer las uvas pasas en remojo para el estreñimiento

El remedio natural contra el estreñimiento basado en uvas pasas consiste simplemente en consumirlas en ayunas tras dejarlas en remojo durante 24 horas, de manera que además de consumirlas enteras es muy recomendado tomar el agua propia que ha quedado tras el tiempo de remojo.

Para elaborar este remedio solo necesitas el equivalente a una la mitad de una taza de uvas pasas y agua. En primer lugar calienta un poco de agua y cuando esté caliente añade la mitad de la taza de uvas pasas, dejando en remojo durante 15 minutos. Pasado este tiempo retira el agua y lávalas bien con agua limpia.

Luego pon en un cazo el equivalente a una taza de agua y deja que hierva. Justo cuando comience a hervir pon el agua en un cuenco y añade las uvas pasas, dejando en remojo durante 24 horas.

A la mañana siguiente consume las uvas pasas remojadas en ayunas con el estómago vacío, y también bebe el agua.

Imágenes | Cary Bass-Deschenes / Joanna Bourne

Previous ArticleNext Article