usos-del-incienso El incienso ha sido utilizado desde hace miles de años por prácticamente todas las religiones del mundo, principalmente porque, antaño, se creía que con su aroma las personas se acercaban más a Dios, y por sus capacidades en lo que se refiere a la propia meditación y relajación en sí (en este sentido, desde un punto de vista no espiritual ni religioso).

Tal y como te hemos explicado en momentos anteriores, muchos son los beneficios del incienso. Principalmente para la salud, ya que ayudan a alejarnos del estrés y de tensiones habituales, mientras que disfrutamos de un momento de placer y de relax respirando su aroma.

Como de buen seguro sabrás, el incienso es una preparación en sí de resinas aromáticas vegetales, a las cuales habitualmente se les añaden aceites esenciales de origen vegetal o animal.

De esta forma, al arder desprenden un humo fragante que ayuda en la salud de aquellas personas que los disfrutan, siempre y cuando (claro está), se haga con moderación.

Usos del incienso

Desde hace miles de años, el incienso comúnmente se ha utilizado desde un punto de vista tanto espiritual como religioso.

Por ejemplo, las sociedades china y japonesa usaron antaño el incienso como parte integral de la adoración de diversas deidades. Mientras que en el budismo, o en la Iglesia Católica, también eran utilizados precisamente para estos fines.

En la actualidad nos podemos encontrar con una gran variedad de inciensos muy diversos y de muy diferentes aromas, lo cual casi podríamos decir que existe un incienso para un gusto determinado.

Por este motivo, es fácil visitar a un amigo y a un familiar y encontrarnos con que tiene una maravillosa barita de incienso encendida.

Casi se podría decir que el uso del incienso se ha extendido con el paso de los años, siendo habitual encontrarnos en muchos herbolarios o tiendas especializadas con paquetitos de estas baritas, con muy diversos aromas: patchouli, canela, coco, manzana, naranja, rosa, lavanda…

Cada uno de ellos tiene una propiedad determinada, y en conocerla y saber para qué ayudan es algo fundamental a la hora de utilizar el incienso más adecuado según lo que deseemos conseguir.

Hacer un comentario