Ungüentos

Ungüento de consuelda

¿Cómo hacer un ungüento de consuelda? Descubre este remedio casero ideal para los moretones. Fácil de hacer en casa.

La consuelda es una planta medicinal conocida científicamente con el nombre de prunella vulgaris. Pertenece a la familia labiatae, y su recolección se lleva a cabo sobretodo a comienzos de verano, justo antes de su floración.

Se trata de una planta característica tanto de Inglaterra como de Rusia, donde es habitual su uso en forma de ungüentos, especialmente recomendados para los moratones.

Cómo hacer ungüento de consuelda

En lo que se refiere precisamente a sus propiedades y cualidades medicinales, se trata de una planta ideal para curar los tejidos, huesos y cartílagos, siendo útil a su vez a la hora de tratar las afecciones de la piel. Por otro lado, también ayuda en caso de problemas inflamatorios del aparato digestivo, y es expectorante.

Para el tratamiento y alivio de los moretones, a continuación te explicamos cómo elaborar el ungüento de consuelda fácilmente en casa.

Cómo hacer un ungüento de consuelda

Ingredientes para el ungüento de consuelda

  • 40 gr. de hojas frescas de consuelda
  • 200 gr. de vaselina
  • Agua
  • 1 trozo de gasa

Preparación del ungüento de consuelda

  1. Pon agua en un cazo y deja que hierva.
  2. Mientras, pon la vaselina en un cuenco de cristal (que pueda colocarse al fuego).
  3. Cuando el agua hierva, pon el cuenco de cristal con la vaselina.
  4. Baja el fuego y deja que hierva lentamente.
  5. Corta las hojas de consuelda y añádelas a la vaselina.
  6. Remueve de vez en cuando, durante 1 hora.
  7. Pasado este tiempo, apaga el fuego, deja enfriar y cuela la mezcla las hojas con un trozo de gasa.
  8. Vierte la mezcla en un tarro de cristal y deja que cuaje.
  9. ¡Listo! Puedes aplicarte un poco de mezcla sobre los moretones.

Imagen | Dianne Frost

Previous ArticleNext Article