Aromaterapia, Medicina alternativa

Un jardín medicinal en nuestra casa

No  es necesario tener grandes extensiones de tierra para plantar exquisitas hierbas aromáticas y a su vez medicinales en nuestro lugar de habitat.

Puede ser en un balcón o en una ventana de nuestra propia cocina, lo podemos hacer en pequeñas macetas, comprando semillas en los supermercados, viveros o simplemente conectándonos con nuestros amigos los cuales nos pueden proveer de algunas.

Ellas solo precisan un poco de sol regarlas cada dos días según el tamaño de la maceta, resguardada de los vientos fuertes y demostrarles mucho cariño porque aunque parezca raro nuestras manos trasmiten energías.

Cuidarlas les va ha resultar muy fácil porque las hierbas son de clima templado y verán que se reciben muchas satistacciones cuando veamos crecer esas semillitas, las cuales se convertirán en lindas plantitas con ricos aromas, los cuales utilizaremos para nuestras comidas.

Podemos compartir estas experiencias con nuestros hijos, familia y amigos. Se puede compartir esta experiencia enseñándoles a los niños y demostrándoles como de una pequeña semillita podemos obtener una hermosa plantita para nuestra comida diaria o bien para una infusión medicinal.

Desde la antiguedad las plantas han sido usadas por distintas culturas. Quizás no sepan que alguna de ellas facilitan la digestión, nos salvan de algunos microbios, nos ayudan como sedantes, ayudan a quienes padecen asma y reducen los gases.

Hasta alguna de ellas aumentan el apetito muy importante para niños y ancianos. Se pueden realizar remedios caseros con sus hojas y sus tallos, y hasta con sus raices nos pueden aliviar muchas dolencias.

Previous ArticleNext Article