tranquilizantes-naturales Hace algún tiempo te hablábamos de las plantas medicinales más adecuadas contra la ansiedad (ansiolíticos naturales), y el estrés (antidepresivos naturales).

Y es que no hay duda que la Naturaleza es sabia, ya que nos brinda todos los alimentos naturales que nuestro organismo necesita para disfrutar de una buena salud y una vida totalmente sana y saludable.

Por ejemplo, en la Naturaleza podemos encontrarnos con una gran variedad de plantas –utilizadas comúnmente en fitoterapia-, que nos ayudan a tratar diferentes trastornos o problemas.

Cuando pasamos por momentos ansiosos, estresantes y tendemos a sentirnos nerviosos, no hay duda que lo mejor es optar por algunos de los más adecuados tranquilizantes naturales. 

Los mejores tranquilizantes naturales

  • Albahaca: Contiene un rico aceite esencial que es ideal para ser utilizado en maravillosos baños relajantes. Ayuda a descansar mejor, y sobretodo a luchar contra el agotamiento nervioso, la depresión en sí, el cansancio y la melancolía. No olvides añadir hojas frescas de albahaca a tu ensalada.
  • Borraja: El jugo de las hojas frescas de borraja ayuda contra la ansiedad acompañada de nerviosismo. Lo ideal es machacar sus hojas para obtener el citado jugo, el cual puede ser tomado tres veces al día (10 ml.).
  • Melisa: Sus propiedades ayudan a la hora de calmar la mente y relajar el cuerpo, siendo ideal para descansar por las noches.
    Tienes más información en nuestro artículo sobre cómo elaborar la infusión de melisa.
  • Pasiflora: Está recomendada por sus virtudes calmantes y relajantes. Es útil en casos de insomnio provocado por nerviosismo, ansiedad y preocupaciones diarias.
    Tienes más información en nuestro artículo sobre cómo elaborar la infusión de pasiflora.
  • Manzanilla: Es una planta relajante que, además, ayuda a calmar los cólicos estomacales, gases y flatulencias. Destaca por su sabor suave y su gran aroma.
    Tienes más información en nuestro artículo sobre cómo elaborar la infusión de manzanilla o té de manzanilla.

2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario