Toxicidad

Toxicidad del árnica

Conoce la toxicidad del árnica y sus efectos adversos o tóxicos, una planta con interesantes beneficios medicinales, pero que sólo debe ser utilizada sobre la piel, y nunca ingerida.

efectos tóxicos del árnicaLa árnica es una planta con interesantes beneficios medicinales. Se la conoce de forma científica con el nombre de Arnica montana L., aunque también es denominada popularmente con los nombres de tabaco de montaña o estornudera.

Pertenece a la familia de las compuestas, y es conocida por muchos como “tabaco de la montaña” porque los pastores la usaban como hierba masticable, por el aroma agradable que desprende cuando es masticada.

En lo que se refiere a las diferentes propiedades medicinales que aporta –siempre externamente-, es interesante en el tratamiento de la gota, ciática y diferentes dolencias reumáticas por sus beneficios antiinflamatorios.

Además, es útil en caso de afecciones de la boca, en caso de inflamación de las encías.

Una opción a la hora de disfrutar de sus beneficios es elaborar una infusión de árnica (siempre y cuando sólo se utilice externamente), aunque también es posible utilizar el aceite esencial de árnica para aplicarlo sobre la piel.

No obstante, como ya te comentamos en nuestro artículo sobre las contraindicaciones y efectos secundarios del árnica, nos encontramos ante una planta muy tóxica, especialmente cuando es utilizada por periodos largos de tiempo, y sobretodo internamente.

En relación a los efectos tóxicos o adversos del árnica, no se recomienda la ingestión de árnica por ser una planta muy tóxica. Por tanto, en caso de elaborar su infusión sólo debe ser utilizada sobre la piel, y nunca ingerida.

Incluso aplicada sobre la piel, en personas sensibles y alérgicas la árnica puede causar lesiones cutáneas diversas, como por ejemplo ampollas o dermatitis, así como erupciones cutáneas cuando se emplea árnica poco diluida.

Imagen | chemazgz

Previous ArticleNext Article