te-verde-limon Sabemos que el té verde es una de las bebidas, totalmente sanas y naturales, más consumidas del mundo, algo que –de hecho- se está convirtiendo en Occidente en una verdadera moda.

A día de hoy sabemos que el té verde puede ser combinado con una gran variedad de ingredientes. Por ejemplo, podemos tomar té verde con menta o té verde con hierbabuena, siendo ésta última una opción muy consumida en un país como Marruecos.

En cualquier caso, hoy vamos a conocer de qué manera podemos elaborar otro té verde conocido seguramente por muchos de nuestros lectores: el té verde con limón. ¿Cuáles son sus propiedades y beneficios más importantes?

Té verde con limón: cómo elaborarlo

Para elaborar té verde con limón, tan solo necesitamos un puñadito de té verde seco (habitualmente con una cucharada por taza de agua hervida basta), y el dos cucharaditas del jugo de un limón.

Recuerda que primero debes poner el agua al fuego y esperar hasta un segundo antes de que comience a hervir, para evitar así que el agua esté demasiado caliente, lo que sería negativo para disfrutar de todos los principios activos del té verde.

Mientras el agua está calentándose, puedes ir exprimiendo el limón o los limones que vayas a utilizar.

Una vez el agua haya llegado al punto de casi hervir, retíralo del fuego y coloca la cucharadita de té verde. Déjalo en reposo de 3 a 5 minutos. Luego mezcla con el jugo de limón. Puedes endulzarlo con un poco de miel o azúcar de caña integral.

Propiedades del té verde con limón

Entre los beneficios del té verde con limón más importantes, destaca por ejemplo su capacidad para bajar los triglicéridos altos, a la par que ayuda positivamente a depurar el hígado y a eliminar la grasa que se ha ido acumulando en este órgano.

En este sentido, el limón resulta útil para disfrutar de un aporte extra de vitamina C, algo ideal en caso de remedios caseros para la gripe, y como coadyuvante contra la diarrea.

En Natursan | Beneficios del té verde

Hacer un comentario