te-manzanilla Son muchos los beneficios de la manzanilla, que principal y particularmente encontramos en esta auténtica planta medicinal, que se caracteriza por su sabor suave y su delicioso aroma. Siendo el té de manzanilla una de las bebidas más consumidas en este sentido.

No en vano, es una de las plantas medicinales más conocidas gracias a sus propiedades y beneficios contra diferentes problemas gastrointestinales, tales como gases y flatulencias, indigestión o gastritis (gastritis emocional).

También resulta muy interesante su uso para las irritaciones e inflamaciones oculares, sobretodo cuando humedecemos el ojo con un poquito de infusión de manzanilla.

Te explicamos a continuación cómo elaborar un maravilloso té de manzanilla. ¿A que resulta sumamente adecuado ahora que ya empieza a hacer un poquitín más de frío?.

Té de manzanilla: ¿cómo elaborarla?

Ingredientes principales

  • 2 cucharaditas de las hojas secas de manzanilla.
  • Una taza de agua.

Pasos para elaborar el té de manzanilla

1. Añade una taza de agua a una cazuela y deja hervir.

2. Añade ahora dos cucharaditas de las hojas secas de manzanilla, dejando infundir durante 10 minutos.

3. Apaga el fuego y cuela.

Puedes endulzarla al gusto, preferentemente con miel o con azúcar de caña integral.

1 comentario a este artículo

Hacer un comentario