Té de hibisco

Té de hibisco

El té de hibisco destaca por ser un té natural sumamente tradicional en la mayoría de los continentes donde se cultiva el hibisco (especialmente Asia tropical, América y África), una planta de la que existen una gran diversidad de especies, pero que habitualmente en Medicina Natural se utilizan sobretodo tres: hibisco común o hibiscus obsesiones, hibiscus sabdariffa y el hibiscus syriacus.

te de hibisco

Consiste en un té delicioso, que desde un punto de vista natural se constituye en una de las mejores opciones naturales que existen (en lo que se refiere a la utilización de plantas medicinales para la elaboración de infusiones, tisanas y tés) para el tratamiento natural de la hipertensión arterial.

¿Cómo hacer té de hibisco?

Ingredientes

  • 1 cucharadita de flores de hibisco
  • 1 taza de agua

Preparación

Hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua.

En el momento en que entre en ebullición, añade la cucharadita de flores de hibisco y retira del fuego, pero tapa el cazo. Deja en reposo 3 minutos.

Pasado este tiempo, finalmente cuela y bebe.

Contraindicaciones del té de hibisco

Dado que en dosis elevadas el hibisco es una planta abortiva, no se aconseja el consumo de té de hibisco en mujeres embarazadas.

Tampoco es aconsejable su consumo por parte de niños pequeños.

Imagen | William Brawley

Previous ArticleNext Article
Director y CEO de Naturvida, es editor del blog Naturalternativa. Puedes seguirle en su perfil de Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *