El laurel es una hierba originaria de los bellos y maravillosos países que rodean el mar Mediterráneo, que desde hace siglos ha sido un ingrediente fundamental en muchos remedios caseros y naturales.

laurel-remedios-caseros

No en vano, el laurel es un poderoso remedio casero contra las posibles fermentaciones que se tienden a producir en el sistema digestivo, a la vez que cura las diferentes afecciones del intestino.

No debemos olvidarnos tampoco que es un buen antiséptico para curar tanto la gripe (remedios caseros la gripe) como para la bronquitis, e incluso es ideal en casos cuando se detectan síntomas de fatiga.

Laurel en los remedios caseros

  • Infusión
    Se debe preparar con unos 4 gramos por cada taza, y tomarla 2 o 3 veces al día. Eso sí, dado que el laurel es una hierba con un aroma muy fuerte, no deben superarse la cantidad recomendada, ya que entonces su sabor puede resultar desagradable.
  • Baños
    En casos de reumatismo, hay que preparar un baño de laurel echando unos 20 gramos de hojas secas en 5 litros de agua, y dejarlas hervir durante 2 minutos.
    Después de dejarlo en reposo, deberá ser colado y añadido al agua del baño.
  • Decocción
    La decocción es ideal para aliviar los síntomas del cansancio y de la fatiga. Para ello se debe preparar una decocción con 10 gramos de hojas secas en una taza de agua, la cual se pondrá a hervir durante 5 minutos.
    Se deja en reposo. Lo ideal es consumirla 3 veces al día.

Más información | Tisanas, infusiones y decocciones

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS:
3 comentarios a este artículo

Hacer un comentario