Remedios naturales

Remedios caseros para el dolor de oídos

remedios-caseros-dolor-de-oidos Ahora que está comenzando a hacer mucho más frío, y que –sobretodo- el mal tiempo ya está empezando a hacer acto de presencia, es buena idea optar por algunos consejos y trucos que permitan prevenir la gripe. Aunque cuando ésta ya se ha “instalado” en nuestro organismo, lo recomendable es seguir algunos remedios caseros para la gripe.

También es normal coger algún que otro resfriado (remedios caseros para los resfriados), aunque por regla general, estas dos enfermedades pueden venir acompañadas de diferentes síntomas, entre los que puede llegar a resaltar el molesto dolor de oídos.

Aunque también es cierto que aparte de la inflamación de oídos que provoca tan molesto dolor (otitis), otra de las causas del dolor de oídos es la contaminación acústica del medio ambiente en el que vivimos cada día.

Por todo ello, no sólo se hace necesario proteger mucho más nuestros oídos, sino que puede ser útil optar por algunos de los remedios caseros para el dolor de oídos que te proponemos a continuación.

Remedios caseros para el dolor de oídos

  • Ya conocemos algunas de las virtudes terapéuticas del aceite esencial de enebro. En este sentido, resulta uno de los remedios más útiles contra el dolor de oídos, tanto en personas adultas como en niños.
    Principalmente, por una cuestión sumamente destacable: posee sustancias analgésicas que, entre otras cuestiones, alivian el dolor. Lo ideal es empapar un poco de este aceite en un algodón, y taponas un poco el oído.
  • El ajo no puede faltar en los resfriados y constipados. Tales son sus propiedades, que también es útil en caso de dolor de oídos. En este caso, se debe poner en la sartén un ajo cortado en láminas, con una cucharada de aceite de oliva. Una vez el ajo esté listo, y frío, se puede aplicar dos o tres gotas del aceite en el conducto del oído, protegiéndolo con un pequeño algodón.
  • Conocemos que el zumo de limón es recomendable como remedio casero para el cabello graso, pero también es interesante su aplicación para el dolor de oídos. Se procede igual que con el aceite de enebro, ya que después de haber preparado el zumo, se debe empapar un algodón e introducirlo suavemente en el oído, dejándolo ahí durante toda la noche.

Previous ArticleNext Article
  • Bob

    Mi receta personal. Dos o tres gotas de agua oxigenada en el oido afectado y adiós al dolor de oidos.