Medicina alternativa, Meditación, Reiki, Relajación

Conceptos en los que se basa el reiki

El Reiki es un término japonés que significa energía vital universal. Está formado por dos vocablos del abecedario japonés: reí y ki, cuya traducción es “el espíritu universal trascendente” o “la energía misteriosa”.

Ki, es la energía vital. Es el mismo concepto del chi o qi, que es el modo en que los chinos denominan a la energía en acupuntura. 

Se fundamenta básicamente en que todos los seres vivos poseen la energía vital y universal Reiki, desde el mismo momento del nacimiento. Sin embargo, saber utilizarla y poder aprovechar sus virtudes curativas es algo que no todos sabemos, pero podemos aprender.

Para poder aprovechar esta sabiduría es necesario escalar una serie de grados de la escuela Reiki y hacerse de experiencias que lo capaciten a uno para autocurarse y ayudar a otros a estar mejor.

En principio hay que saber que la enfermedad se da en tres planos: físico, sutil y causal, básicamente. Esto sucede así porque el ser humano se compone de varios campos energéticos: el cuerpo físico, compuesto por una energía densa, y los cuerpos etéricos, que son los planos de energía sutil cuya función es organizadora de las energías del universo.

Estos campos energéticos son como radares que captan las vibraciones de la energía cósmica y se desplazan a una velocidad superior y también inferior a la de la luz, característica que demuestra la naturaleza multldimensional del cuerpo humano.

Más información | Federación Española de Reiki / Reiki: método sencillo de curación

Previous ArticleNext Article