Fitoterapia, Medicina alternativa, Plantas medicinales, Salud, Varios

Recolección de plantas medicinales

recoleccion-plantas-medicinales Hace algún tiempo te explicábamos cómo preparar las plantas medicinales, a partir de un interesantísimo artículo en el que conocíamos los distintos modos de preparación de plantas medicinales: infusión, decocción, zumo, cataplasma o emplasto, ungüento, compresas y tintura.

Pero si has decidido formar tu propio huerto y plantar por ti mismo/a las plantas medicinales, se hace preciso responder a una importante pregunta: ¿cómo debe ser la recolección de las plantas medicinales?.

Te explicamos a continuación de qué forma puedes recolectar tus plantas medicinales dependiendo de las hojas, flores y raíces.

Recolección de plantas medicinales

Si bien es cierto que, en apariencia, la recogida de las plantas medicinales en sus lugares de origen parece fácil, la eficacia de preparación del propio remedio fitoterapéutico en sí depende principalmente de la persona que recolecta las plantas y luego las prepara, para poder disfrutar plenamente de sus diferentes virtudes terapéuticas.

Precisamente por ello, se debe prestar una atención especial a la labor de recolección de las plantas, teniendo en cuenta que, cada una de sus partes, tiene su forma propia de recolección.

  • Recolección de las hojas
    Ciertamente no es conveniente quitar a la planta todas las hojas que posea, dado que éstas son los órganos que necesita para la asimilación. Por ello, la recolección adecuada es aquella que asegure que la planta seguirá produciéndose.
    Es preferible –y recomendable- recolectar las hojas al comienzo de la floración, ya que éste es el momento en que poseen una mayor cantidad de sustancias activas.
    Deben elegirse las hojas ausentes de manchas, suculentas y jóvenes, y aquellas que a fin de cuentas no posean daños y estén carentes de insectos.
  • Recolección de las flores
    Deben ser recogidas con tiempo seco, y cuando éstas se encuentren totalmente abiertas. A la hora de transportarlas, deben evitarse las envolturas plásticas, dado que impiden la transpiración de las mismas.
  • Recolección de las raíces
    Para recolectar las raíces es necesario esperar a que la planta haya entrado en periodo vegetativo, dado que es en este momento cuando poseen mayor cantidad de sustancias activas.
    Eso sí, antes del secado de las mismas, se debe proceder a su limpieza, eliminando tierras y otros restos.

Previous ArticleNext Article