Baños termales

Qué necesitas para darte un baño relajante en casa

¿Qué productos son necesarios para darte un baño relajante en casa? Descubre qué elementos necesitas para disfrutar de todas las bondades del baño para relajarte en casa.

El baño relajante es una de esas técnicas o terapias ideales mediante la que podemos relajarnos, descansar no sólo el cuerpo sino también la mente, y recuperar esas energías que hayamos ido perdiendo a lo largo del día. Se convierte, de hecho, en una opción ciertamente ideal cuando nos sentimos ansiosos, estresados o muy nerviosos, o simplemente cuando no hemos tenido una buena jornada.

¿Cómo y cuándo tomar un baño relajante? No hay duda que lo ideal es cuando nos encontramos en nuestra casa y deseamos disfrutar de sus diferentes cualidades relajantes. Por ejemplo, es ideal hacerlo antes de que nos vayamos a ir a la cama, lo que nos ayudará a conciliar bien el sueño.

Qué productos necesitas para un baño relajante

Elementos que necesitas para tu baño relajante

Si te vas a dar un baño relajante por primera vez es bastante posible que te surjan algunas dudas relacionadas con qué elementos te harán falta para dártelo. Te explicamos a continuación los más útiles e indispensables:

  • Agua: evidentemente, es el elemento indispensable. Tiene que estar caliente, lo suficiente para calmar y relajar tu cuerpo, pero no tanto como para quemarte. Para ello, es fundamental que la temperatura del agua en el baño relajante se encuentre a unos 30º C, no siendo recomendable que supere los 32º C.
  • Jabón: es ideal para hacer un baño de espuma, lo que te brindará un aspecto al baño mucho más relajante, y tu bienestar será evidentemente mucho mayor.
  • Aceites esenciales: al agua del baño puedes añadir unas gotitas del aceite esencial que más te guste, lo que aportará cierto poder aromático al baño. Si buscas relajarte, los aceites esenciales ideales son los de lavanda, manzanilla y valeriana.
  • Plantas medicinales: tienden a ser menos comunes que los aceites esenciales, pero son igual de útiles. En este caso lo mejor es optar por plantas medicinales con acción relajante, como es el caso de la lavanda, la valeriana, la pasiflora o la manzanilla.
  • Velas: ayudan a crear el ambiente más cálido y más relajante posible. Puedes optar por velones grandes y aromáticos, o bien por velas pequeñas colocadas en distintas partes del baño.
  • Incienso: si no utilizas velas aromáticas, y el olor de incienso te gusta, es otro elemento que no podría faltar en tu baño relajante.
  • Música relajante:

Recuerda que el baño relajante debe tener una duración máxima de 15 minutos, el tiempo suficiente para conseguir que el agua caliente y todos los demás elementos estimulen tu organismo, relajándolo.

Imagen | Dennis Wong

Previous ArticleNext Article