Cataplasmas

¿Qué es una cataplasma?

La cataplasma es un remedio casero y natural que antaño se elaboraban con fines medicinales y terapéuticos. Descubre qué es y en qué consiste.

Una cataplasma consiste en un tratamiento tópico que se aplica con el objetivo de tratar o calmar diferentes problemas y molestias, ya que dependiendo de la planta o hierba medicinal con que se haya elaborado aportará un efecto antiinflamatorio, calmante o emoliente.

Presenta una consistencia por lo general blanda, utilizándose habitualmente para su elaboración compresas o paños, y se aplican calientes en la zona del cuerpo que vaya a ser tratada.

cataplasma

Se caracterizan por formar parte de la sabiduría popular más tradicional, ya que hasta que aparecieron los antibióticos, las cataplasmas se utilizaban de generación en generación como remedio casero y natural en diferentes dolencias, trastornos y enfermedades.

Aunque es posible prepararlas con una gran diversidad de ingredientes, como frutas, hortalizas, plantas y hierbas, tradicionalmente se hacían con harina de trigo, lino u otros cereales especialmente ricos en fibra vegetal, ya que de esta forma se podían aprovechar –y mejorar- la calidad de absorción de esta fibra.

Su elaboración es en realidad muy sencilla: la harina se mezcla con agua caliente y con un compuesto activo (por ejemplo, alguna planta o hierba medicinal). Con esta pasta, aún caliente, se añade al paño o venda de gasa y se pone en contacto con la herida o con la zona a tratar, para finalmente vendar la zona y dejar que la cataplasma actúe durante al menos 15 minutos (lo recomendable es dejar actuar entre 10 a 20 minutos).

Además de sus cualidades y usos medicinales y terapéuticos, también es posible la elaboración de cataplasmas en la belleza más natural. En estos casos, lo más habitual es usar arcillas o barros.

Previous ArticleNext Article