Inciensos

¿Qué es el incienso?

El incienso es, al igual que los aceites esenciales, una de las terapias naturales más utilizadas desde hace siglos. Pero, ¿qué son estas baritas o conos que se queman?

Conoce qué es el incienso, cuál es la mejor forma de quemarlo y sus beneficios y propiedades con la guía especial todo sobre el incienso que ponemos en marcha desde el día de hoy.

En la anterior entrada, titulada La aromaterapia y el uso de aceites esenciales con fines medicinales, pudimos conocer que la aromaterapia es un antiguo arte que utiliza aceites esenciales extraídos de plantas para la salud y el bienestar.

En este nuevo artículo, nos vamos a hacer eco en esta ocasión de otro antiguo arte que también podría ser englobado dentro de la propia aromaterapia en sí, y que consiste en la quema de inciensos.

Su uso, tal y como conocemos, viene de muy antiguo. Según se conoce, los hebreos lo llamaban “lebonah”, los árabes “luban”, y los romanos “olibanum”, aunque a fin de cuentas viene a significar lo mismo: “blanco”.

Sin embargo, en la actualidad su nombre, “incienso”, deriva de del vocablo latino “incendoere”; esto es, “quemar, incendiar, iluminar”.

Existen distintos tipos de incienso, los cuales difieren dependiendo del ingrediente utilizado para su elaboración y, a su vez, para el olor que finalmente “mostrará” cuando sea quemado.

incienso

Pero generalmente, la obtención en sí de la gomorresina del incienso se lleva a cabo haciendo una incisión en los troncos de los árboles de la Boswellia.

De esta forma la resina fluye y, al entrar en contacto con el aire, se seca, formándose entonces una serie de pequeños granos redondeados, de textura opaca un diámetro que no supera los 2 cm,.

El incienso se vende fundamentalmente en palitos, baritas o incluso conos, y es precisamente cuando los granos entran en contacto con el fuego, éstos se derriten y se produce así ese exquisito y acogedor aroma.

Previous ArticleNext Article