Beneficios del té blanco

propiedades-te-blanco A lo largo de las pasadas semanas te hemos hablado de algunas de las propiedades del té verde y las propiedades del té rojo más importantes desde un punto de vista sano, saludable y natural para nuestro organismo.

En este sentido casi podríamos asegurar que cada tipo de té cuenta con unas virtudes terapéuticas, beneficios y propiedades determinados, que se diferencian fundamentalmente según la variedad que finalmente escojamos para consumir.

Eso sin contar las poquísimas calorías que posee una taza de té (apenas 3 calorías), por lo que se pueden convertir en una bebida ideal para ser consumida diariamente, ya que estaremos aportando literalmente salud a nuestro organismo con cada sorbo.

En esta ocasión vamos a conocer algunas de las propiedades del té blanco más conocidas e importantes.

Propiedades y beneficios del té blanco

  • Cuenta con un elevado nivel antioxidante, conteniendo tres veces más polifenoles que el té verde.
  • Es capaz de proteger la producción de líquidos 10 veces mejor que el té verde, siendo más eficaz que la vitamina E y la vitamina C juntas.
  • Es recomendable para personas nerviosas al tener la mitad de cafeína que el té verde, combatiendo igualmente la fatiga mental y física.
  • Ayuda a disminuir los niveles de colesterol alto.
  • Reduce el riesgo de padecer cáncer.
  • Estimula el sistema inmunológico ayudando a aumentar las defensas.
  • Disminuye el riesgo de infarto.
  • Protege contra las caries (remedios caseros para las caries).

¿Cómo preparar el té blanco?

Su preparación es bien sencilla. Solo basta con colocar dos cucharadas de té blanco por taza, poner a hervir agua y justo antes de que comience su ebullición se retira del fuego, vertiéndose sobre el té.

Deberá dejarse reposar de cinco a diez minutos aproximadamente.

6 comentarios a este artículo

Hacer un comentario