Aceites esenciales, Aromaterapia, Medicina alternativa, Salud, Varios

Propiedades de los aceites esenciales

Beneficios de los aceites esenciales

Los aceites esenciales son sustancias que cuentan con importantísimas propiedades y virtudes terapéuticas para la salud. Por ello es recomendable utilizarlos, aunque siempre de forma moderada.

propiedades-aceites-esenciales Los aceites esenciales son sustancias que pueden resultar sumamente beneficiosos para las personas que los utilizan. No en vano, su uso se remonta a muchísimos siglos atrás.

En este sentido, se tiene conocimiento que ya en la antigua China nos encontramos con plantas muy aromáticas que eran usadas en forma de aceites esenciales. Lo mismo ocurre en el Antiguo Egipto, en el que algunos papiros nos indican que alrededor del año 2.000 a.C ya se utilizaban finos aceites y perfumes.

Pero, ¿cuáles son las propiedades de los aceites esenciales?

Propiedades de los aceites esenciales

  • Afrodisiacos: Aumentan el deseo sexual.
  • Analgésicos: Son calmantes, ayudando contra el dolor.
  • Antidepresivos: Ayudan a combatir la depresión y a elevar el estado de ánimo.
  • Antiespasmódicos: Alivian los calambres y espasmos musculares.
  • Antiinflamatorios: Reducen la inflamación.
  • Antisépticos: Matan los microorganismos.
  • Astringentes: Reducen la afluencia de flujos y secreciones a la vez que contraen los tejidos.
  • Carminativos: Alivian los gases y la flatulencia en sí.
  • Cicatrizantes: Estimulan la formación del tejido que ayuda en las cicatrices.
  • Desodorantes: Combaten el mal olor, sobretodo el corporal.
  • Diuréticos: Favorecen el flujo de la orina y combate la retención de líquidos.
  • Emenagogos: Estimulan e inducen el flujo menstrual.
  • Estimulantes: Aumentan y excitan la función tanto física como mental.
  • Fungicidas: Inhiben y evitan el desarrollo de hongos microscópicos.
  • Hepáticos: Favorecen el buen funcionamiento del hígado. Son tonificantes de este órgano.
  • Hipertensivos: Elevan la presión sanguínea baja.
  • Hipotensivos: Ayudan a bajar la presión sanguínea alta.
  • Nervinos: Tónicos ideales para trastornos nerviosos.
  • Rubefacientes: Estimulan preferentemente el suministro de sangre periférico.
  • Sedantes: Ayudan a calmar y tranquilizar a la persona.
  • Tonificantes: Aumentan la sensación de bienestar al fortalecer el organismo en general.

Previous ArticleNext Article