Plantas medicinales

Propiedades curativas del ajo

El ajo es un alimento y una planta medicinal con increíbles propiedades curativas, preventivas y protectoras de la salud. Te descubrimos las más importantes.

El ajo es, probablemente, uno de los alimentos más conocidos y utilizados desde un punto de vista popular, no solo por su uso como ingrediente en infinidad de recetas en la cocina, sino por sus interesantísimas propiedades curativas, beneficios y cualidades medicinales. Procede de Asia, donde sus propiedades son conocidas desde hace más de 4.000 años, tal y como destacan muchos historiadores y autores que han investigado acerca de la historia de este maravilloso y potente alimento. Se trata de una especie de planta, la cual pertenece a la familia de las liliáceas. Desde un punto de vista científico es conocido con el nombre de Allium sativum. Se caracteriza por poseer un bulbo de piel de color blanco, que se encuentra a su vez formada por una cabeza dividida en gajos, que son popularmente conocidos con el nombre de dientes de ajo.

Sobre sus usos más cotidianos y populares, se convierte en un ingrediente muy usado como condimento, especialmente en sofritos y frituras, aunque también se puede utilizar en la elaboración de caldos o sopas. Desde un punto de vista tradicional y medicinal es muy común su uso en remedios caseros y naturales, gracias a sus cualidades medicinales que pasamos a descubrir a continuación.

Propiedades del ajo

1. Ayuda a prevenir las infecciones

El ajo es útil para reforzar y fortalecer nuestro sistema inmunológico, convirtiéndose en un alimento excelente para aumentar nuestras defensas de forma totalmente natural. De ahí que consumir ajo regularmente sea muy útil para prevenir las gripes y los resfriados.

Por otra parte, actúa como antibiótico natural, cualidad que se traduce en que ayuda a la hora de eliminar las bacterias presentes en nuestro organismo.

2. Alivia la tos y facilita la expectoración

Aunque consumido de forma regular ayuda a reforzar nuestras defensas, cuando la gripe o el resfriado nos “atrapa” resulta muy interesante para aliviar los ataques de tos, a la vez que ayuda a facilitar la expectoración.

Una opción útil para disfrutar de estas dos cualidades es consumirlo en forma de pastillas, o bien en forma de jarabe.

3. Reduce el colesterol y los triglicéridos

En caso de colesterol alto o de tener altos los niveles de triglicéridos en la sangre, el ajo ayuda a reducir los niveles elevados de grasas, gracias a que en su composición nos encontramos con la alicina, un compuesto azufrado que resulta muy eficaz en el tratamiento del colesterol y los triglicéridos altos.

También es útil en caso de hipertensión arterial al ayudar a mejorar la circulación sanguínea y disminuir la agregación plaquetaria.

Beneficios del ajo

Pero para poder disfrutar de las propiedades de la alicina es necesario consumir el ajo una vez lo hemos cortado o machacado, ya que este compuesto sólo aparece cuando lo comemos así.

4. Desinfectante intestinal

En una ocasión anterior te hablábamos sobre el ajenjo para eliminar las lombrices intestinales, sobre todo cuando es tomado en forma de infusión. En este caso elaborábamos la receta con ajo, un ingrediente que también resulta muy interesante como desinfectante intestinal, gracias a que actúa como antifúngico.

Imágenes | Isabel Eyre / jeffreyw

Previous ArticleNext Article