Como de buen seguro sabrás, el corazón es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, en especial porque, a través de su acción de bombear sangre, permite que las diferentes sustancias nutritivas lleguen a cada uno de los rincones de nuestro propio cuerpo.

plantas-hierbas-corazon

Por esta cuestión principal, la alimentación está íntimamente ligada con el funcionamiento del corazón, y para poder proteger su salud, existen una serie de trucos para cuidar el corazón, que nos ayudan –por tanto- a disfrutar de una buena salud.

No en vano, ya en una anterior ocasión hemos podido conocer la existencia de plantas para el colesterol alto.

Pero en esta ocasión en concreto nos vamos a ocupar de un tema sumamente relacionado con la salud de este importantísimo órgano, y que tiene que ver con qué plantas medicinales para el corazón existen.

Plantas medicinales para el corazón

Existen una serie de plantas medicinales que actúan a cuidar la salud del corazón, especialmente porque actúan contra el colesterol alto, evitando a su vez la formación de placas en las arterias.

Ni qué decir que, incluso, ayudan a que las arterias se dilaten para permitir con ello un mayor caudal de sangre.

  • Achicoria
    La achicoria, además de controlar la obesidad, favorece la circulación, dado que ayuda a fluidificar la sangre.
    Se puede realizar una decocción de achicoria durante 12 minutos de 50 gramos de raíz seca (por litro de agua).
  • Alcachofa
    Conocidas son las propiedades de la alcachofa, así como los diferentes beneficios de la alcachofa. Por ello, tal y como ya sabemos, es ideal para reducir el nivel de colesterol en sangre, a la par que disminuye la presión arterial y previene la arteriosclerosis.
    Lo ideal es consumirla tres veces al día siempre antes de las comidas.
  • Sauce
    Posee una serie muy interesante de propiedades anticoagulantes, impidiendo la formación de coágulos o trombos en el interior de las venas o arterias.
    Por este motivo, el sauce es ideal para evitar la arteriosclerosis, los ataques cardiacos o los derrames cerebrales.
    Se puede realizar una infusión de una cucharada pequeña de corteza por vaso de agua. Eso sí, lo ideal es beber un vaso cada dos días.
  • Jengibre
    Al igual que ocurre con la alcachofa, muchos son los beneficios y propiedades del jengibre, dado que previene la formación de trombos, a la par que reduce la tensión arterial.
  • Té verde
    No podríamos olvidarnos de una de las plantas más interesantes en lo que se refiere a la protección y cuidado de la salud del corazón. Gracias a las propiedades del té verde, es útil para disminuir el colesterol, tonificar el corazón y fluidificar la sangre.

Hacer un comentario