Plantas y hierbas medicinales para la vesícula biliar

Las mejores plantas y hierbas para la vesícula biliar

Plantas medicinales para la vesícula biliar: descubre las hierbas más saludables y beneficiosas para la vesícula, no solo para su cuidado sino incluso para su propia depuración natural.

plantas vesicula biliarLa vesícula biliar es un pequeñísimo órgano que encontramos justo al lado del hígado, cuya principal función es el almacenamiento de bilis producida por él y su posterior liberación al duodeno, para que finalmente intervenga en el proceso de la digestión.

Los principales consejos a la hora de cuidar la vesícula pasan prácticamente por los mismos que se podrían dar a la hora de cuidar el hígado: evitar comidas muy grasas, seguir una alimentación sana y equilibrada, y eliminar o reducir toxinas por un consumo abusivo de medicamentos, drogas o alcohol.

No obstante, en muchas ocasiones suele ser habitual que aparezcan las denominadas como piedras en la vesícula, una afección médica también conocida con el nombre de cálculos en la vesícula.

Por suerte, desde un punto de vista natural, existen determinadas plantas medicinales y hierbas que pueden ser de gran utilidad a la hora de cuidar la salud de nuestra pequeña vesícula.

Hierbas medicinales para la vesícula biliar

Casi podríamos indicar que, al igual que los principales consejos naturales que se podrían dar para el cuidado de la vesícula son casi los mismos que los que se indican para cuidar el hígado, en el caso de las plantas medicinales beneficiosas para la vesícula biliar son prácticamente las mismas:

  • Diente de león: es una planta medicinal con un gran poder depurativo, capaz de aumentar de 2 a 4 veces la secreción de la bilis, siendo útil en caso de congestión o hígado perezoso.
  • Alcachofera: es una planta útil para el cuidado del hígado y de la vesícula biliar, ayudando de manera positiva a la hora de hacer una buena digestión.
  • Cardo mariano: es una de las plantas más aconsejadas no solo para la regeneración natural de las células hepáticas, sino también para el cuidado del hígado.

Imagen | lobo235

Hacer un comentario