Fitoterapia, Medicina alternativa, Plantas medicinales, Remedios, Remedios naturales, Salud, Varios

Plantas medicinales para las defensas

plantas-medicinales-defensasNo hay duda que saber cómo aumentar las defensas es algo sumamente fundamental y adecuado cuando se desea cuidar la salud y protegernos en un momento en que comienza a aparecer el mal tiempo.

Y es que son muchos los estragos que, en nuestro organismo, puede ocasionar el paso de una estación calurosa como es el verano a una mucho más fría como es el otoño y, finalmente, al invierno (conoce cuándo es el comienzo invierno).

Como se sabe, la reducción de luz solar provoca una serie de cambios hormonales en el organismo que, de alguna u otra forma, tienden a causar los síntomas más típicos y propios de esta estación del año, como es el caso de la denominada como depresión otoñal.

Si a eso le sumamos la aparición del frío y del mal tiempo en general, con los cambios bruscos de temperatura, es fundamental seguir los hábitos que nos ayuden a reforzar nuestro sistema inmunológico.

Una buena forma es optar por plantas medicinales para las defensas que ayuden de manera positiva.

Plantas medicinales para las defensas

  • Equinácea: Se trata de una de las plantas ideales para aumentar las defensas, ya que refuerza el sistema inmunológico y nos ayuda a prevenir los resfriados y la gripe. Para que tenga un efecto muy activo, se recomienda empezar a tomarlo dos meses antes de la llegada del invierno. Puedes tomarla en infusión o mediante cápsulas.
  • Conoce más sobre los beneficios de la equinácea.
  • Té blanco y té verde: Son bebidas con una importantísima actividad antioxidante, gracias a su contenido en catequinas y teaflavinas. Ejercen una acción inmunomoduladora que ayudan a reforzar el sistema inmunológico. Puedes tomarla en infusión o mediante cápsulas.
    Conoce más sobre los beneficios del té blanco y sobre los beneficios del té verde.
  • Soja: Contiene isoflavonas, unas sustancias antioxidantes que, en conjunto, ayudan a reforzar las defensas. Puedes tomarla en forma de cápsulas o mediante alimentos derivados, como la leche de soja o el tofu.
    Conoce más sobre los beneficios de la leche de soja.

Previous ArticleNext Article