Remedios caseros para las picaduras de pulgas

Las picaduras de pulgas pueden ser aliviadas y tratadas de manera natural a partir de remedios caseros y naturales útiles.

remedios-caseros-pulgas Las pulgas son pequeñísimos insectos chupadores de sangre, los cuales tienden a tener un color marrón ciertamente característico. Tienen tres pares de patas, de los cuales el último está más desarrollado para saltar de un lado al otro.

Se alimentan exclusivamente de la sangre que succionan desde la piel del animal o de la persona donde estén, y parte de su ciclo viven sobre la piel, más concretamente en el abdomen, zonas perianales y del lomo-dorso.

Pero no sólo se alimentan de los perros u otros animales, sino de las personas en caso de que puedan pasar a éstas a través del contacto con mascotas “contaminadas”.

Si bien es cierto que se pueden prevenir las picaduras de pulgas, lo más recomendable es optar siempre por remedios caseros y naturales cuando éstas ya se han producido.

Remedios caseros y naturales contra las picaduras de pulgas

  • En primer lugar, lo más recomendable es mantener la zona lo más limpia posible, tratando de lavarla con un poco de loción antiséptica, o en caso de que no tengas, con jabón. Eso sí, utiliza agua fría para evitar la comezón.
  • Si tienes a mano unas cuantas hojas de plátano, machácalas y frótate con el jugo directamente en las picaduras.
  • Trata de no rascarte la zona o zonas donde se han producido las picaduras.
  • En caso de que las picaduras estén muy inflamadas y sientas mucha comezón, puedes utilizar un poco de avena como calmante.
  • En este sentido, la picazón también puede ser aliviada con un poco de hielo.

Hacer un comentario