Remedios naturales

Picadura de avispas: remedios caseros y naturales

Remedios caseros para picaduras de avispas, útiles para reducir la hinchazón, bajar la inflamación y calmar el dolor causado por el aguijón. Te descubrimos los remedios naturales más adecuados.

Es bastante probable que solo su nombre asuste, más aún si tenemos en cuenta el tamaño que pueden llegar a alcanzar estos insectos alados. Y es que mientras que las picaduras de insectos tienden a ser las molestias más comunes y habituales con la llegada del verano y, sobre todo, con el aumento de las temperaturas, la picadura de avispa se convierte sin duda alguna en una de las más temidas (y dolorosas).

Al igual que ocurre con las abejas, las avispas pican cuando consideran que se pueden ver atacadas. Es decir, es la forma que tienen para poder defenderse. Pero poseen una diferencia básica con éstas: las avispas no dejan el aguijón en el cuerpo de la víctima a la que han atacado, de ahí que puedan picar varias veces a una misma persona.

Remedios picaduras de avispa

Por ello una de las principales recomendaciones básicas que se pueden dar es la de alejarse de la zona de la avispa y permanecer en un lugar seguro, para luego asegurarnos de que el aguijón no se ha quedado enterrado en la piel. En caso de ser así deberás utilizar unas pinzas esterilizadas para retirarlo con cuidado.

Consejos útiles y básicos si te ha picado una avispa

  • Aléjate: inmediatamente después de que la avispa te haya picado trata de alejarte de la zona donde se encuentre la avispa, y busca un lugar seguro donde no te pueda volver a alcanzar de nuevo.
  • Cuidado con el aguijón: aunque no es habitual que las avispas dejen el aguijón en el cuerpo de la víctima (como por ejemplo sí sucede con las abejas), debes asegurarte de que no tienes el aguijón en la piel.
  • Si tienes el aguijón en la piel: trata de retirarlo siempre con sumo cuidado, para evitar que se entierre aún más. Puedes utilizar unas pinzas esterilizadas.
  • Lávate con agua fría: te ayudará a bajar la posible hinchazón y sentirás una leve sensación de calma.

avispa

Cuidados ante una reacción alérgica severa

Los síntomas de la picadura de avispa más comunes incluyen sobre todo el enrojecimiento y la hinchazón, además de un dolor agudo que tiende a disminuir con el paso de las horas. También es común que sientas picor y ardor en la zona de la picadura, y que aparezca alrededor de la zona de la picadura inflamación y un punto blanco (que es el lugar donde el aguijón de la avispa perforó la piel).

No obstante, debemos estar vigilantes sobre todo si la persona afectada sufre alergia a la picadura de avispa, lo que puede manifestarse como reacciones alérgicas severas que pueden acabar en un shock anafiláctico, de ahí que sea importantísimo acudir rápidamente a urgencias.

picaduras-avispa

Entre los síntomas más comunes que pueden indicar la presencia de un shock anafiláctico podemos mencionar: sensación de desvanecimiento, dificultad para respirar, disminución de la presión arterial, hinchazón de la cara y de los labios, aparición de ronchas, calambres, vómitos, náuseas, diarrea y hinchazón de la garganta.

Remedios caseros para picaduras de avispas

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio (también conocido como bicarbonato sódico) se convierte en un potente remedio natural, muy útil a la hora de aliviar el dolor y reducir el enrojecimiento de la picadura.

Para aplicarlo sobre la piel solo tienes que mezclar en un vasito pequeño una cucharadita de bicarbonato por dos cucharaditas de agua. Luego extiéndela sobre la zona de la picadura y deja actuar durante unos minutos, para retirarlo con agua fría.

Agua fría o hielo

La aplicación de agua fría o de hielo ayudará a reducir la hinchazón y la inflamación, calmando a su vez el dolor. Una opción más cómoda es aplicarte un cubito de hielo sobre la zona de la picadura de avispa, dejando actuar durante 20 a 25 minutos.

hielo

Si lo deseas, solo tienes que envolver uno o dos cubitos de hielo con un paño o toalla fina pequeña, y aplicarlo directamente.

Vinagre y limón

El vinagre combinado con el jugo de limón actúan como neutralizadores naturales del veneno de la avispa, por lo que son dos opciones naturales excelentes a la hora de disminuir las molestias causadas por el veneno.

Algunas plantas y hierbas útiles

En la Naturaleza también podemos encontrarnos con varias plantas medicinales que son tremendamente útiles y aconsejadas en estos casos. Destacan sobre todo las siguientes:

  • Albahaca: puedes aplicarte un poco de albahaca fresca sobre la zona de la picadura, dejando actuar durante algunos minutos.
  • Áloe vera: reconocida planta de acción antiinflamatoria, su gel fresco es útil para reducir la hinchazón y acelerar la recuperación.
  • Melisa: también es otra planta útil. Basta con aplicar dos o tres hojas frescas de melisa sobre la picadura.

Imágenes | ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Previous ArticleNext Article