Plantas medicinales

Para qué es bueno el té verde

¿Para qué es bueno el té verde? Son muchos los beneficios y propiedades que aporta el té verde y todas sus diferentes variedades. Te los desvelamos en este completo artículo.

El té verde es una de las bebidas más consumidas del mundo. Se trata de una variedad o tipo de té que se obtiene a partir de la Camellia sinensis, una especie de planta cuyas hojas se utilizan en su elaboración, procedente del sur y del sudeste de Asia en su origen, aunque en la actualidad es cierto que es cultivada en prácticamente todo el mundo.

Lo cierto es que podemos encontrarnos con diferentes tipos y variedades de té verde, que dependen casi exclusivamente de la provincia china donde han sido cultivados. Así, por ejemplo, podemos distinguir el té Long Ding, el té Hua Ding, el té Hui Ming… Lo mismo ocurre con las variedades de té verde cultivadas en Japón, entre las que nos encontramos con los más conocidos y populares: el té verde Matcha, el té verde Sencha, el té verde Bancha…

Para que es bueno el té verde

Se trata de una bebida sumamente saludable, cuyo consumo regular es siempre recomendable principalmente por las diferentes propiedades que aporta. De hecho, ya en el año 1191 se escribió el Libro del Té (Kissa Yojoki), en el que se describía al té verde como una bebida que daba efectos positivos en los cinco órganos vitales, sobre todo el corazón.

El té verde es bueno para:

Reducir el riesgo de cáncer

Diferentes estudios científicos han constatado que un consumo regular de té verde ayuda a disminuir el riesgo de cáncer, sobre todo sería eficaz para la prevención de diversos tipos de cáncer, como pueden ser el cáncer de vejiga, de ovarios, de páncreas y de esófago.

No obstante, no existirían suficientes evidencias científicas que hayan permitido comprobar esta misma cualidad frente a otros tipos de cánceres frecuentes, como es el caso de cáncer gástrico, de próstata, de colon, de mamas o de pulmón.

Prevenir enfermedades cardiovasculares

Un consumo regular de té verde ayuda de manera positiva a la hora de disminuir los niveles altos de grasas en sangre, como pueden ser tanto los niveles altos de colesterol como de triglicéridos, una condición médica conocida con el nombre de hiperlipidemia. Por lo tanto, ayudaría a prevenir determinadas enfermedades cardiovasculares.

Eso sí, cuando exista presión arterial alta no se recomienda su consumo, dado que existe constancia de que el consumo de té verde pueda causar taquicardias en personas con hipertensión arterial.

Bajar de peso

Diferentes estudios científicos han constatado que, en personas con sobrepeso, un consumo regular de té verde (por ejemplo, tomar varias tazas de té verde al día) ayuda de forma positiva a la hora de bajar de peso. No obstante, para que esta bajada de peso se mantenga es necesario cambiar la alimentación y el estilo de vida, ya que igualmente se sabe que el té verde no es suficiente para mantener esa reducción.

Las catequinas presentes en el té verde aportan un efecto termógeno, aumentando la temperatura corporal y activando el metabolismo, aumentando el gasto energético y la quema de grasas del cuerpo.

El cerebro

Un consumo regular de té verde ayuda de forma positiva al cerebro, a mantener una buena salud cerebral. De hecho se sabe que ayuda a mejorar la memoria y agilizar el pensamiento. Por otro lado, también es útil para combatir y prevenir el estrés y para mejorar el estado de ánimo, al ser también un té estimulante.

Detener diarreas

El té verde es un té astringente, lo que significa que en caso de diarrea se trata de una bebida ideal, ayudando a detener las defecaciones líquidas excesivas. Además, en dosis bajas y tomado de forma regular, el té verde aporta efectos beneficiosos para el estómago.

Proteger el hígado

Tomar té verde regularmente es una opción buena para el hígado, al ayudar a proteger sus células y ejercer una acción antivírica sobre este órgano, siendo útil en el tratamiento de la hepatitis. Además, destaca por su aporte en antioxidantes, que ayudan a proteger el hígado de su degeneración, y previene el cáncer de hígado.

El sistema circulatorio

Además de ayudar en la disminución del colesterol, el té verde tonifica el corazón (previniendo el infarto de miocardio o la angina de pecho). También ayuda a fluidificar la sangre.

Mejorar la fertilidad masculina

Se trata de una cualidad o de un beneficio en realidad poco conocido. El té verde es muy rico en arginina, la cual ayuda a la hora de aumentar el número de espermatozoides, siendo útil en caso de infertilidad asociada a este problema.

Las enfermedades de los ojos

Cuando el té verde es utilizado de forma externa es útil a la hora de aliviar y tratar determinadas enfermedades y trastornos de los ojos, como es el caso de los ojos cansados, conjuntivitis u orzuelos, ya que ayuda a rebajar la inflamación.

Quemaduras solares

Aplicado de forma externa sobre las quemaduras solares el té verde actúa como un buen refrescante, sobretodo cuando es empapado en agua fría.

Imagen | McKay Savage

Previous ArticleNext Article