Remedios

Paños calientes para el síndrome premenstrual

Paños calientes para aliviar el dolor premenstrual: descubre cómo hacerlos en casa para evitar el síndrome premenstrual.

Las compresas o paños calientes se convierten en unos remedios caseros tradicionales que tanto nuestras abuelas como nuestras madres han utilizado en muchísimas ocasiones, sobretodo con el objetivo de rebajar la temperatura de alguna parte del cuerpo (por ejemplo, este es el fin de los paños fríos con vinagre para bajar la fiebre), o bien para calmar el dolor ante una determinada dolencia o problema de salud. De hecho, son ideales en el tratamiento de dolencias crónicas, como por ejemplo el dolor de espalda o de lumbago.

Y también son especialmente útiles a la hora de ayudar a relajar nuestro cuerpo, o bien ayudar al organismo a expulsar las toxinas a través de la piel.

Paños calientes para aliviar el dolor premenstrual

A diferencia de las compresas o paños fríos, los paños calientes se empapan en alguna sustancia que previamente ha sido calentada, con el objetivo de ayudar a relajar y disminuir el dolor. También pueden haber sido calentadas previamente, y luego empapadas en la solución líquida (que no necesariamente debe estar caliente, pero no fría).

El calor es especialmente útil a la hora de favorecer la circulación sanguínea y descongestionar la zona pélvica. A continuación te explicamos en qué consiste el remedio casero para preparar paños calientes para el síndrome premenstrual.

¿Qué es el síndrome premenstrual?

Consiste en un grupo de síntomas que comienzan entre una a dos semanas antes de la menstruación, los cuales tienden a desaparecer cuando ésta comienza, aunque eso no impide que algunas molestias continúen o aparezcan cuando la mujer tenga la regla.

Entre sus síntomas más habituales nos encontramos con: distensión abdominal, hinchazón, dolor de cabeza o en las articulaciones, irritabilidad y cambios de humor, pechos inflamados y acné.

Qué necesitas para preparar los paños calientes para el síndrome premenstrual

  • Aceite esencial de rosa
  • 1 paño de tela
  • 1 taza de agua

Cómo elaborar los paños calientes para aliviar el síndrome premenstrual

  1. Pon el equivalente a una taza de agua en un cazo y calienta un poco al fuego.
  2. Cuando el agua esté algo caliente añade algunas gotitas de aceite esencial de rosa.
  3. Apaga el fuego y deja que se enfríe un poco.

Cómo aplicar los paños calientes para el síndrome premenstrual

Una vez el agua se haya enfriado un poco, pero no mucho para disfrutar de sus virtudes al estar caliente, empapa un paño de tela en él, escurre un poco y pon el paño empapado en la zona donde te duela. Deja actuar durante algunos minutos.

Puedes repetir las veces que lo necesites, hasta que sientas alivio.

Previous ArticleNext Article