Miel y limón: beneficios y remedios caseros

miel-limon-beneficios Conocemos la existencia de una gran variedad de remedios caseros para la gripe, los cuales pueden resultar interesantes a la hora de tratar o reducir los síntomas más comunes de la gripe.

Lo mismo ocurre con el resfriado, del que conocemos los remedios caseros para los resfriados.

En este mismo sentido, el jarabe de cebolla elaborado cómodamente en casa puede ser ideal no sólo en casos de resfriados en sí, sino cuando éstos se presentan con tos.

En lo que se refiere a los propios remedios caseros, seguramente que en algún momento habrás oído hablar de la miel y limón. A continuación te exponemos sus virtudes y remedios más interesantes.

Beneficios y propiedades de la miel y limón

Son varios los beneficios de la miel y limón que encontramos en este conocido remedio tan natural como casero.

Como de buen seguro sabrás, la miel está recomendada para casos de laringitis y faringitis, y para aquellos casos en los que el resfriado o la gripe viene acompañada de dolor de garganta. No en vano, en un anterior artículo te hablábamos de la miel para el resfriado.

Mientras tanto, el limón es una fruta rica en vitamina C, una vitamina útil a la hora de prevenir las infecciones, siendo ideal que no falte en aquellas épocas en las que el mal tiempo comienza ya a hacer su aparición.

Por todo lo indicado, la miel y limón es ideal a la hora de suavizar las molestias de gargantas, a la vez que aportamos vitamina C al organismo.

Remedios caseros con miel y limón

Para preparar el remedio con miel y limón, basta con utilizar dos cucharaditas de miel y el zumo de un limón.

Lo ideal es mezclar ambos ingredientes, para elaborar un preparado que podrá ser tomado cuando sintamos molestias en la garganta.

1 comentario a este artículo

Hacer un comentario