Medicina alternativa

Medicina alternativa, algunas opiniones a tener en cuenta

Las medicinales alternativas siempre han sido criticadas, pero también cuentan con determinadas opiniones positivas. Te hablamos sobre ello en este artículo de opinión.

Las diferentes opiniones respecto a los distintos beneficios que pueden ofrecer las medicinas alternativas suelen ser, en su gran mayoría, casi siempre controvertidas.

homeopatia

No en vano, son muchos los profesionales médicos que, estas prácticas, las ven como una especie de “curanderismo” o “charlatanería” y tienden a pensar que todos sus claros efectos beneficiosos son debidos, sin embargo, a la propia autosugestión de los pacientes.

Además, los que las practican piensan que la medicina tradicional es agresiva y que, con frecuencia, tiene más efectos perjudiciales que beneficiosos.

Pero por otra parte, y a pesar de que la mayoría de estas medicinas alternativas no tienen, ciertamente, una reconocida base científica, es evidente que algunas de ellas pueden llegar a ofrecer soluciones, e incluso se combinan perfectamente con los tratamientos ofrecidos en sí por la medicina tradicional.

Y es que cada vez más la medicina convencional (la hecha por la Ciencia), reconoce los diferentes éxitos terapéuticos y beneficiosos de las medicinas alternativas, llegando a usar sus métodos para el tratamiento de ciertas patologías, por ejemplo siendo el caso de la homeopatía o la acupuntura.

Eso sí, de todas maneras lo más importante es huir del curanderismo y no caer tampoco en el fanatismo, puesto que a la hora de optar por algunas de estas prácticas naturales o alternativas es recomendable siempre acudir a algún especialista reconocido o algún centro o asociación que pueda aconsejar sobre los mejores especialistas.

No se debe olvidar que, al igual que la medicina tradicional, en las alternativas también pueden existir buenos y malos profesionales, y dado que aún a día de hoy existen muchos tipos de prácticas que de momento no se encuentran reguladas, lamentablemente es algo más que frecuente que personas con poca o ninguna formación hagan de las medicinas alternativas un negocio, con el evidente y consiguiente perjuicio y peligro del paciente.

Previous ArticleNext Article