Plan de limpieza hepática

(Puntos: +22 votos)

limpieza-hepaticaEl hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, que se encarga de una gran variedad de procesos necesarios y fundamentales para la vida, además de cumplir con otra función importante: desintoxicar el organismo, siendo capaz de convertir las sustancias tóxicas en menos dañinas.

No obstante, tanto con la alimentación diaria, como con aquellos productos nocivos para la salud en general, como son el alcohol o el tabaco (y el exceso de medicamentos), pueden causar que el hígado no funcione correctamente.

De hecho, cuando una persona bebe alcohol, es habitual que aparezca lo que comúnmente se denomina como hígado graso, una patología que puede llegar a causar cirrosis y cáncer hepático si no se sigue un tratamiento adecuado para su eliminación.

En este sentido, y dentro de la propia depuración del hígado, lo más adecuado es conocer en qué consiste una limpieza hepática, y cómo podemos limpiar el hígado.

Limpieza hepática, ¿en qué consiste?

La limpieza hepática es uno de los tratamientos naturales más adecuados cuando deseamos no sólo limpiar el hígado, sino depurarlo y evitar los típicos síntomas de la denominada como sobrecarga hepática.

Además, se trata de una opción adecuada cuando sufrimos de hígado graso y de digestiones lentas o pesadas, ya que eso significa que nuestro hígado no funciona correctamente.

Plan de limpieza hepática

Recuerda que a la hora de seguir este plan de limpieza hepática, resulta fundamental que tomes unos dos litros de líquidos al día, ya que ayudarás al hígado y a los riñones (conoce cómo depurar los riñones) a arrastrar las toxinas y los diferentes productos de deshecho.

  • En ayunas:
    - Toma un vaso de agua con zumo de limón según te levantes.
  • En el desayuno:
    - Junto con lo que vayas a desayunar, toma un zumo de pomelo endulzado con miel (ya que probablemente no te agradará mucho el sabor del pomelo). En caso de que te mediques, opta por zumo de naranja.
    - Después del desayuno, puedes tomar una infusión de alcachofera.
  • En el almuerzo:
    - Toma verduras y vegetales frescos, sobretodo alcachofas, apio, escarola, berenjenas o espárragos trigueros.
    - Toma frutas frescas, especialmente manzana y papaya.
  • En la cena:
    - Al igual que en el almuerzo, toma verduras y vegetales frescos, especialmente las indicadas en la comida.

Hacer un comentario