Remedios

Laxante rápido y natural contra el estreñimiento

Descubre cómo hacer un laxante rápido y completamente natural beneficioso contra el estreñimiento, en el que utilizamos ajenjo, una planta ideal para ayudarte a ir al baño.

¿Sabías que el estreñimiento es uno de los problemas gastrointestinales más comunes, que en definitiva más afecta a un mayor número de personas? Aunque cualquiera lo puede sufrir, es cierto que se produce con mayor frecuencia en personas que no sigan una dieta rica en fibra, en embarazadas o mujeres que ya hayan dado a luz (es decir, después del parto), y en adultos de 65 años o más.

Explicado de forma más o menos sencilla, podemos decir que el estreñimiento es un problema que puede presentarse cuando se realizan menos de tres deposiciones por semana, o bien cuando las deposiciones son duras, pequeñas y secas, dolorosas y/o difíciles de evacuar.

Laxante rápido

Es muy habitual que algunas personas piensen que están estreñidas, simplemente por el hecho de no tener deposiciones todos los días, mientras que otras pueden tener incluso tres al día. Ante estas situaciones, debemos tener clara una cosa: los hábitos intestinales no son iguales para todos.

En relación al estreñimiento, lo cierto es que la mayoría de las personas sufren de este problema en algún momento puntual de sus vidas, ya que –en general- dura solo un periodo corto de tiempo.

Como tratamientos naturales, es fundamental seguir un estilo de vida saludable, optando por una dieta mediterránea y rica en fibra (por ejemplo, optando por cereales integrales, pasta y pan integral, frutas y verduras frescas…), beber la cantidad de agua y líquidos aconsejados al día y practicar ejercicio físico.

Si precisamente sufres de estreñimiento y no vas al baño desde hace días, te proponemos un laxante rápido en el que utilizaremos un producto completamente natural y efectivo: el ajenjo.

Cómo hacer el laxante rápido y natural

¿Qué necesitas?

  • 1 cucharadita de ajenjo
  • 1 taza de agua

Cómo preparar el remedio laxante

  1. Hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua.
  2. Cuando el agua entre en ebullición añade la cucharadita de ajenjo.
  3. Deja hervir durante 3 minutos.
  4. Pasado este tiempo, apaga el fuego, tapa y deja en reposo 2 minutos.

Cómo tomar el laxante rápido

Solo tienes que beber esta taza, lentamente y a sorbos. Eso sí, no se recomienda beber más de una taza al día.

Imagen | Matt Lavin

Previous ArticleNext Article