Medicina alternativa, Musicoterapia, Naturalternativa, Salud, Terapias naturales, Varios

La musicoterapia y los niños

Es sumamente importante que los niños asocien la música con el juego, el movimiento, la actividad, la alegría, perimitiendo que exprese espontáneamente y sentimentalmente las sensaciones musicales, teniendo en cuenta que cada uno tiene su propia musicalidad.

Logrando una estimulación musical en la que participen activamente se promueve el desarrollo físico, mental, intelectual, sensorial y afectivo de los niños. Esto repercutirá favorablemente sobre otros de los objetivos educativos a los que se aspiran tales como la atención, la concentración, colaborando en el desarrollo de la imaginación y la creatividad así como en la desinhibición.

 

Con este tipo de actividades se busca desarrollar también la coordinación motriz, el movimiento, la marcha, lograr cierta discriminación auditiva; y que adquieran destrezas y medios que le mejoren la expresión oral, perfeccionando la articulación, vocalización, el control de la voz, incluso se logra mejorar la respiración y el funcionamiento de los órganos que intervienen en ella.

Se refuerza la autoestima y la personalidad mediante la realización personal, y se acentúan pautas de conducta que facilitan su integración social y liberan la energía reprimida.

En ciertas ocasiones se aplican la musicoterapia y la digitopuntura juntas, ya que la segunda es difícil de aplicar en niños por la dificultad que en general estos tienen para mantenerse quietos, no sucede como con los adultos que llegan a las sesiones deseando tumbarse en la camilla.

Ambas disciplinas van dirigidas al ser humano completo, trabajando en mente, cuerpo y emociones, buscando un desarrollo equilibrado aumentando el conocimiento de sí mismos y permitiéndoles vivir mejor en sociedad.

Más información | Musicoterapia

 

Previous ArticleNext Article