Actualidad, Estudios, Meditación, Musicoterapia, Naturalternativa, Naturvida, Relajación, Terapias naturales

La música con fines terapéuticos

La música siempre está presente en nuestra vida.  En cuanto a la utilización de la música con fines terapéuticos, si miramos a nuestro alrededor nos daremos cuenta que la música es parte de la naturaleza y de los seres humanos.Los componentes básicos de la misma como ritmo, melodía y armonía son los mismos que componen nuestro organismo. El ritmo cardíaco, la sincronización rítmica al caminar, la melodía y volumen de nuestra voz al hablar, etc.

A lo largo de la historia la vida del hombre ha estado complementada e influenciada por la música, a la que se atribuyen una serie de funciones. La música es energía y por ello moviliza a los seres humanos, desde siempre, incluso desde la etapa prenatal.

De la misma manera  que otros estímulos energéticos, la música produce una amplia variedad de respuestas que pueden ser inmediatas, diferidas, voluntarias o involuntarias. Esto dependerá de las circunstancias personales, pero puede inducir respuestas que integran los aspectos biofisiológicos, afectivos y mentales. Así por ejemplo, el bebé agita sus miembros al reconocer una canción entonada por su madre; los adolescentes se reconfortan física y anímicamente escuchando música estridente.

Como podemos observar la aplicación de la música y el canto con fines terapéuticos promueven una amplia circulación energética en la persona. Puede ser usada de manera pasiva (escuchando), activa, pasiva y activa a la vez, e inactiva (silencio absoluto).

Al igual de manera grupal e individual, la música es un arte y un lenguaje de expresión y comunicación que se dirige al ser humano en todas sus dimensiones, desarrollando y cultivando el espíritu, la mente y el cuerpo.

Más información | Musicoterapia

Previous ArticleNext Article