Aceites esenciales, Fitoterapia, Masajes, Salud, Varios

La menta en fitoterapia: su uso para la salud

La menta destaca por tener un sabor ciertamente refrescante, así como un aroma igualmente particular, el cual está asociado a la limpieza y a los espacios libres de contaminación, como pueden ser los bosques, los campos y los valles.

menta-fitoterapia

Precisamente por esta y otras cuestiones que resaltaremos a lo largo del presente post, la menta es una planta muy utilizada en fitoterapia, especialmente por sus importantísimas, destacadas y variadas propiedades medicinales.

Sus hojas contienen un aceite esencial cuyo compuesto principal es el mentol, que posee una acción analgésica, de tal manera que es útil en caso de cefaleas o migrañas, dado que ayuda a relajar la musculatura que rodea al cráneo.

Este aceite puede ser aplicado, además, sobre la frente y la sien, teniendo a su vez un efecto relajante. No obstante, debe tenerse en cuenta que, antes de su aplicación, debe ser diluido en aceite de almendras, con el objetivo de evitar posibles irritaciones cutáneas.

Uso de la menta en fitoterapia

En lo que se refiere al uso de la menta en fitoterapia, suele ser muy utilizada en muy diversas formas:

  • Infusión de menta
    La infusión de menta puede ser muy buena contra el mal aliento, el dolor muscular, e incluso actúa como tónico digestivo, ayudando en la digestión de comidas muy grasas o pesadas. Combate a su vez la formación de gases y la inflamación estomacal.
  • Vahos de menta
    Son útiles los vahos de menta para combatir los resfriados y la gripe, ya que ayudan a descongestionar, siendo igualmente útil también en caso de laringitis y faringitis.
  • Aceite esencial de menta
    Tal y como hemos comentado al comienzo, el aceite esencial de menta suele utilizarse (previamente diluido en aceite de almendras) contra las migrañas y cefaleas, los dolores musculares y articulares aplicando el aceite en forma de masaje, e incluso también contra el dolor de muelas.

Previous ArticleNext Article