Estudios, Luminoterapia, Medicina alternativa, Relajación, Salud, Terapias naturales

La luz natural: remedio contra la depresión

Nuestro ritmo de vida nos aleja, cada vez más, de la luz natural. Nos levantamos antes de que amanezca, después nos quedamos todo el día encerrados en la oficina o en el colegio y, finalmente, se nos pasan las horas del día sin que veamos la luz del sol.

Esta falta de luz natural actúa sobre la protección de la melatonina, la hormona que regula nuestros ciclos biológicos. Esta hormona es segregada como respuesta a la falta de luz, y esa es la razón por la cual nos sentimos cansados, o con necesidad de dormir más de la cuenta durante el invierno.

A este fenómeno se añade el hecho de que ya no estamos sometidos a los ciclos del día y de la noche. Continuamos estando activos, incluso cuando cae la noche, lo que pide un esfuerzo de adaptación suplementario al organismo.

Al final, estos desajustes terminan por afectar a nuestro estado de ánimo. El tratamiento que proponemos es muy sencillo: primeramente se debe adquirir la costumbre de caminar unos veinte minutos tras la ingesta del desayuno, lo que permitirá que hagamos ejercicio y nos expongamos a la luz natural. Ejercicio físico y luz son dos remedios para combatir la morosidad.

La luz es una fuente natural de energía que influye de manera directa sobre nuestro estado de ánimo, actuando sobre los biorritmos de nuestro cuerpo, inhibiendo la producción de la melatonina, y esto es fundamental para nuestro organismo.

Cuando sentimos que la pesadumbre se apodera de nosotros, hay que evitar el aislamiento. Para ello es necesario salir y disfrutar de los rayos del sol que pueden ofrecernos el calor del que el corazón se resiente.

Efectivamente, las sesiones de luminoterapia pueden ayudarnos a recargar las pilas. Debemos procurar organizar encuentros, como por ejemplo apuntándonos a diferentes actividades fuera del horario laboral.

Los lazos afectivos son fundamentales para el bienestar general de nosotros mismos. El objetivo es que cada uno se sienta bien con su propio cuerpo.

Previous ArticleNext Article