Remedios

La cura tibetana del ajo: remedio de ajo y aguardiente

La cura tibetana del ajo es un remedio tradicional muy antiguo elaborado con ajos triturados macerados en aguardiente. Descubre sus beneficios y cómo hacerlo.

Conocida popularmente con el nombre de cura tibetana del ajo, se trata de un remedio natural muy popular en el Tíbet, donde fue originalmente ideada por distintos monjes budistas que conocían las increíbles propiedades medicinales del ajo, y –de hecho- de donde proviene. Consiste en un remedio natural en el que se utiliza ajo triturado y aguardiente, en el que se deja macerar el ajo. Eso sí, debido a su contenido en alcohol presenta determinadas contraindicaciones que analizaremos detenidamente a lo largo de esta nota.

Se trata de una receta natural encontrada en un monasterio budista del Tíbet, donde era común su utilización y consumo como desintoxicador natural del organismo, siendo muy adecuado a la hora de eliminar toxinas, desintoxicar el cuerpo y depurarlo de forma totalmente natural. De hecho, según indicaba el manuscrito tibetano original, ayudaba a limpiar el organismo de grasas, mejora el metabolismo, elimina el dolor de cabeza, cura la gastritis y el reumatismo, reduce la isquemia y la sinusitis y era ideal en caso de hipertensión.

Cura tibetana del ajo

¿Cómo preparar la cura tibetana del ajo?

Ingredientes que necesitas:

Para elaborar esta cura tibetana del ajo necesitas 350 gr. de ajos y ¼ litro de aguardiente.

Pasos para hacer la cura tibetana del ajo:

En primer lugar pela los ajos, córtalos en trozos y machácalos o tritúralos bien con ayuda de un mortero. Coloca ahora el aguardiente en una botella de vidrio y añade el ajo, triturado. Cierra bien la botella, agítala un poco y reserva en la nevera durante 10 días. Pasado este tiempo filtra y cuela la bebida y colócala de nuevo en la botella. Reserva durante 3 días más. Finalmente estará lista para tomar.

¿Cómo tomar la cura tibetana del ajo?

Las indicaciones para beber esta cura tibetana son las siguientes:

Distribución diaria correcta de la cura tibetana del ajo
DÍA DESAYUNO ALMUERZO/COMIDA CENA
1 1 gota 2 gotas 3 gotas
2 4 gotas 5 gotas 6 gotas
3 7 gotas 8 gotas 9 gotas
4 10 gotas 11 gotas 12 gotas
5 13 gotas 14 gotas 15 gotas
6 16 gotas 17 gotas 18 gotas
7 17 gotas 16 gotas 15 gotas
8 14 gotas 13 gotas 12 gotas
9 11 gotas 10 gotas 9 gotas
10 8 gotas 7 gotas 6 gotas
11 5 gotas 4 gotas 3 gotas
12 2 gotas 1 gotas 25 gotas

Esta cura puede realizarse una vez al año, pero no es aconsejable mantenerlo más de 12 días.

¿Cuáles son sus contraindicaciones?

No se aconseja en caso de:

  • Personas con estómagos débiles o delicados.
  • Personas con úlceras intestinales.
  • Personas con problemas hepáticos.

Es normal que durante los primeros días de consumo aparezca dolor estomacal, erupciones en la piel, fiebre y mareos. El motivo es evidente: al ser una cura desintoxicante, es la respuesta de nuestro organismo al expulsar todas las toxinas acumuladas.

Imagen | iStock

Previous ArticleNext Article