Fitoterapia, Plantas medicinales, Salud, Varios

La achicoria y su uso en fitoterapia para la salud

La achicoria es una planta vivaz de tallo cilíndrico, rígido, áspero al tacto y ramoso, y se trata de una planta que es capaz de llegar a alcanzar una altura de 70 centímetros.

achicoria-fitoterapia-salud

A diferencia del abedul, sus hojas son alternas y provistas de bello, mientras que las inferiores son alargadas y profundamente cortadas, a la par que las superiores son pequeñas y alargadas.

Sus flores son igualmente utilizadas en fitoterapia por sus diferentes virtudes, beneficios, propiedades y aplicaciones medicinales, y generalmente suelen presentarse por partes o solitarias, de un color azul curiosamente muy vivo.

Además, la achicoria puede ser encontrada en los terrenos calizos y arcillosos, y en los campos secos. Asimismo, aunque florece en verano, tiende a recolectarse a principios de otoño.

El uso de la achicoria en fitoterapia

Tal y como hemos comentado antes, la achicoria se suele utilizar en fitoterapia, ya que cuenta –como veremos a continuación- con una serie de virtudes muy interesantes para la salud.

Puede ser tomada en infusión, como sucedáneo del café por su sabor parecido pero mucho más suave, y especialmente se tienden a usar las hojas y sus raíces.

Principios activos de la achicoria

Entre los diferentes principios activos de la achicoria, destacan los glucósidos, prótidos y lípidos, sales minerales, un eterósido amargo, inlunina y ácidos aminados.

Beneficios y propiedades de la achicoria

Precisamente por todo lo dicho, podemos comentar ya a estas alturas que la achicoria funciona bien en la depuración de los riñones, al ser tanto depurativa como diurética.

También es buena contra los problemas estomacales, siendo incluso tónica y aperitiva.

Previous ArticleNext Article