Maestros ascendidos

Kuan Yin, Kwan Yin o Guan Yin: diosa de la misericordia y la fortuna

Kwan Yin o Guan Yin es la diosa de la misericordia y la fortuna, que rescata a quienes acudan a ella en momentos de dificultad y escucha las peticiones de las parejas que deseen tener hijos.

En la isla de Zhoushan (Putuo, China) encontramos el santuario de Kuan Yin, la diosa de la misericordia y la fortuna, protectora de las mujeres y de los niños, también representa el amor incondicional, conocida como “la que escucha las plegarias, los sonidos y los llantos”. En Japón se la conoce con el nombre de Kwan-non, y su nombre también se escribe Kwan Yin o Guan Yin. Al parecer comenzó a hacerse muy popular en el siglo VIII, durante la dinastía Tang.

En su origen Kuan Yin fue Avalokiteshvara, el bodhisattva de la compasión, aunque luego su transformación se debería al sincretismo del budismo con el taoísmo que encontramos en el confucianismo.

Guan Yin

Según la teología budista el bodhisattva es la persona iluminada que, gracias a la contemplación y meditación continua (que puede incluso darse a lo largo de diferentes reencarnaciones), aprende a liberarse del ciclo de vida, muerte y reencarnación que afecta a la humanidad, pero que al mostrar compasión escoge un cuerpo en el que renacer para ayudar a que los demás alcancen la salvación.

Se cree que Avalokiteshvara se integró posiblemente en la diosa madre Nugua (deidad femenina autóctona en China), la cual era la guardiana de la humanidad.

Históricamente se dice que Kuan Yin hizo el voto de no entrar en los reinos celestiales hasta el momento en que todas las personas hubieran completado su proceso de iluminación, y consiguieran liberarse del samsara o Saṃsāra (ciclo de nacimiento, vida, muerte y reencarnación).

Rescata a quienes acudan a ella en momentos de dificultad, sobretodo ante peligros producidos por el agua, las armas o el fuego, aunque comprende los sentimientos de temor y responde a las peticiones de ayuda con su compasión. Al ser una Madre Misericordiosa escucha las peticiones de las parejas y personas que desean tener hijos.

Imagen | dalbera

Previous ArticleNext Article