Fitoterapia, Plantas medicinales, Recetas naturales, Remedios, Remedios naturales

Infusión para piernas cansadas

Receta de infusión para piernas pesadas

Te presentamos una receta de infusión beneficiosa para las piernas cansadas, ayudando a aliviar la pesadez y el cansancio en las piernas gracias a que mejora la circulación sanguínea.

Las piernas cansadas se convierten en un trastorno bastante habitual y común de la circulación de las piernas, debido especialmente a una acumulación de líquido entre las células.

infusion piernas cansadas

Es un trastorno también conocido con los nombres de piernas pesadas o piernas pesadas, aunque médicamente su nombre es mucho más clarificador: edema.

Entre sus causas más habituales nos podemos encontrar con el sedentarismo y el seguimiento de una alimentación inadecuada, medicación, menstruación, trastornos de origen venoso, disfunciones tiroideas y embarazo.

El edema es una acumulación excesiva de líquido seroalbuminoso en el tejido celular, causando un aumento del grosor de las piernas, cuyo crecimiento final depende directamente a diferentes variables relacionadas con el funcionamiento general del propio organismo.

Entre los síntomas más habituales podemos encontrarnos con la propia sensación de pesadez en los miembros inferiores del cuerpo, además de sensación de cansancio y calambres.

En lo que se refiere a los propios tratamientos (además de caminar, evitar el sedentarismo, controlar el peso, consumir vegetales y líquidos, y disminuir el consumo de sal), podemos seguir una serie de remedios caseros que ayuden de forma natural. Entre estos remedios podemos optar por una beneficiosa infusión para piernas cansadas.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de fresno
  • 1 cucharadita de grosella negra
  • 1 taza de agua

Preparación

1) Hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua.

2) Cuando el agua entre en ebullición añade el fresno y la grosella negra y deja hirviendo 3 minutos.

3) Pasado este tiempo apaga, tapa y deja en reposo 2 minutos.

4) Finalmente cuela y bebe.

Puedes beber de dos a tres tazas cada día, hasta que sientas que la pesadez en las piernas mejora.

Imagen | Pål Degerstrøm

Previous ArticleNext Article