Infusión de malva

Cómo preparar la infusión de malva

La infusión de malva aporta beneficios contra la gastritis, catarros y gripes. Descubre cómo preparar la infusión de malva fácilmente y de forma sencilla.

La malva es una planta que podemos encontrar habitualmente en muchos jardines y parques, de ahí que sea bastante popular y conocida por parte de muchas personas.

infusión malva

Se conoce científicamente con el nombre de Malva sylvestris, la cual pertenece a la familia Malvaceae.

Es necesario tener en cuenta que su recolección se realiza sobretodo entre los meses de verano y principios del otoño, aunque tras el proceso de secado, cualquier mes del año podemos disfrutar de las principales propiedades de la malva.

En este sentido, una opción interesante para disfrutar de sus beneficios y virtudes medicinales es a partir de la infusión de malva. Te explicamos cómo elaborarla.

Infusión de malva: cómo prepararla

Ingredientes principales

  • 1 a 2 cucharaditas de hierba seca de malva
  • 1 taza de agua

Pasos para elaborar la infusión de malva

1) Hierve en un cazo una taza de agua.

2) Cuando empiece a entrar en ebullición añade la malva, dejándola en el fuego durante 3 minutos.

3) Pasado este tiempo, apaga el fuego.

4) Tapa el cazo y deja en reposo otros 3 minutos.

5) Finalmente cuela.

Puedes endulzar esta infusión con miel o azúcar de caña integral.

Propiedades y beneficios de la infusión de malva

La infusión de malva está aconsejada para los siguientes trastornos de salud y dolencias:

  • Gastritis o gastritis nerviosa.
  • Gracias a sus virtudes expectorantes ayuda en caso de bronquitis, laringitis y faringitis.
  • Adecuada contra gripes y catarros.
  • En forma de compresa ayuda a calmar quemaduras leves.

Más información | Herbotecnia

Imagen | pastilletes

Hacer un comentario