Cómo preparar la infusión de lavanda

¿Cómo preparar la infusión de lavanda? Descubre a su vez las principales propiedades de esta infusión, con beneficios ansiolíticos y relajantes, útil contra el insomnio.

infusion lavandaLa lavanda es una planta medicinal que científicamente es conocida con el nombre de Lavandula angustifolia, la cual pertenece a la familia Labiatae y cuya recolección se lleva a cabo sobretodo entre el verano y el otoño (sobretodo al comienzo de cada estación).

En lo que se refiere a la acción farmacológica de la lavanda, aporta un efecto antidepresivo, antiespasmódico y carminativo. De ahí que, como vimos en los beneficios de la lavanda, es una planta especialmente aconsejada para disminuir los síntomas tanto del estrés como de la ansiedad y la depresión, actuando a su vez como un buen ansiolítico natural.

También resulta útil como tratamiento natural del insomnio dado que ayuda naturalmente a conciliar el sueño.

Una opción interesante para disfrutar de sus principales propiedades es a partir de la infusión de lavanda, por ejemplo una o dos horas antes de irnos a dormir, o después de un día estresante, cuando llegamos a casa y además de desconectar necesitamos relajarnos un poco. Te explicamos cómo prepararla.

Infusión de lavanda: cómo prepararla

Ingredientes principales

  • 1 a 2 cucharaditas de hierba seca de lavanda
  • 1 taza de agua

Pasos para elaborar la infusión de lavanda

1) Hierve en un cazo una taza de agua.

2) Cuando empiece a entrar en ebullición añade la lavanda, dejándola en el fuego durante 3 minutos.

3) Apaga y deja en reposo otros 3 minutos.

4) Finalmente cuela y endulza con azúcar o miel.

Si quieres preparar más infusiones y además conocer todas sus virtudes medicinales, te aconsejamos leer nuestros especiales sobre infusiones medicinales y las mejores infusiones para la salud.

Más información | Info Jardín

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS:

Hacer un comentario