Fitoterapia, Plantas medicinales, Remedios, Remedios naturales, Salud

Infusión de fucus

¿Cómo preparar la infusión de fucus?

La infusión de fucus aporta propiedades interesantes en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad, siendo útil para adelgazar. Descubre cómo preparar la infusión de fucus.

Infusión fucusEn los últimos años el fucus (o fuco) ha ganado en popularidad, a raíz de que haya trascendido que es sumamente útil a la hora de ayudar a adelgazar, de forma que su uso es habitual en personas que desean controlar su peso o que se encuentren siguiendo una dieta de pérdida de peso.

Aunque es cierto que no se trata de una planta en sí misma (destaca por ser un alga con importantes beneficios desde un punto de vista nutricional), existen diferentes formas de disfrutar de sus propiedades medicinales más importantes.

Por ejemplo, en la actualidad la podemos encontrar en forma de cápsulas. Aunque una opción interesante, y sencilla, es disfrutar de sus virtudes a partir de una deliciosa infusión de fucus.

En lo que se refiere a las propiedades del fucus, nos encontramos con que se trata de una planta que ayuda en el buen funcionamiento de la glándula tiroides, de forma que actúa de forma activa sobre el metabolismo de los lípidos.

Esto significa que también es interesante su utilización tanto en el tratamiento del hipotiroidimismo como del bocio.

También mejora el tránsito intestinal gracias a que es sumamente rica en fibras vegetales, de ahí que a su vez sea especialmente interesante su uso en caso de estreñimiento.

Infusión de fucus: cómo prepararla

Ingredientes principales

  • 2 a 3 cucharaditas de hierba seca de fucus
  • Una taza de agua

Pasos para elaborar la infusión de fucus

1. Hierve una taza de agua en un cazo.

2. Cuando el agua entre en ebullición, añade las cucharaditas de fucus

3. Deja hirviendo tres minutos.

4. Apaga el fuego y deja en reposo otros 3 minutos.

Imagen | Shandchem

Previous ArticleNext Article