infusion-pasiflora La infusión de pasiflora es una opción sumamente ideal, natural, sana y saludable a la hora de tratar problemas comunes que encontramos diariamente en la vida cotidiana.

Preocupaciones, tensiones, estrés, ansiedad… pueden llegar a provocarnos nerviosismo, el cual provoca a su vez cierta inquietud mental, de manera que nos cuesta relajarnos, concentrarnos, e incluso trabajar o estudiar plenamente como en realidad podríamos hacer.

Cuando esto ocurre, es útil pensar en las propiedades de la pasiflora como forma de tratar y curar el nerviosismo, ya que se trata de una planta sumamente beneficiosa, que ayuda a relajar la mente y a descansar por la noche.

Infusión de pasiflora: cómo elaborarla

Para elaborar la infusión de pasiflora, tan sólo tenemos que utilizar dos cucharaditas de esta planta por taza de agua a hervir.

Para ello, ponemos en un cazo o cacerola pequeña el equivalente a un vaso de agua cuando vayamos a tomar sólo una taza (en caso de que sean más, esta cantidad deberá ser calculada previamente).

Por cada taza de agua que vayamos a servir, se deberán utilizar de una a dos cucharaditas de pasiflora. En este sentido, cuando el agua comienza a hervir deberemos introducir las cucharaditas de pasiflora, apagando el fuego y dejando la bebida en reposo (tapada) durante 3 a 5 minutos.

Para endulzarla, es más recomendable utilizar miel o azúcar de caña integral, aunque siempre lo mejor es tomarla tal cual.

Propiedades y beneficios de la infusión de pasiflora

Entre las propiedades de la infusión de pasiflora, destacan los siguientes beneficios:

  • Posee flavonoides y alcaloides que actúan en los trastornos del sueño.
  • Ayuda a personas que padecen insomnio.
  • Ideal en casos de ansiedad y nerviosismo.

Si lo deseas puedes combinar la infusión de pasiflora con melisa, lo cual reforzará sus virtudes relajantes para ayudarte a calmarte de forma más rápida.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS:
2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario