infusion-menta La infusión de menta es una bebida sumamente interesante, y adecuada, cuando aparecen las enfermedades características y propias del invierno, como es el caso del resfriado, la bronquitis y la sinusitis.

Por este motivo principal, resulta particularmente útil su uso dentro de los muchos remedios caseros para los resfriados que existen, como venimos comprobando desde hace ya mucho tiempo.

Además, la menta posee un efecto estimulante tanto de las funciones digestivas como hepáticas, por lo que es ideal a la hora de tratar y evitar los dolores espasmódicos del tracto digestivo, el meteorismo y las digestiones lentas.

Te explicamos a continuación cómo elaborar una deliciosa infusión de menta.

Infusión de menta: cómo elaborarla

Ingredientes principales

  • 5 hojas de menta
  • 1 taza de agua

Pasos para elaborar la infusión de menta

1) Calienta el agua justo hasta que esté a punto de hervir.

2) Apaga el fuego, y añade las hojas de menta.

3) Tápala y déjala en reposo durante tres minutos.

Puedes añadir un poco de miel o azúcar al gusto para endulzar un poco la bebida.

Beneficios de la infusión de menta

Son varias las propiedades de la infusión de menta:

  • Posee un efecto estimulante de las funciones digestiva y hepática.
  • Ideal en casos de meteorismo, digestiones lentas y dolores espasmódicos del tracto digestivo.
  • Alivia el dolor de cabeza.
  • Útil en casos de resfriados, sinusitis y bronquitis.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS:
2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario