Infusiones

Infusión de manzanilla y miel para la digestión

Descubre cómo hacer una maravillosa infusión de manzanilla y miel, ideal en caso de digestión pesada o indigestión (dispepsia), al ser muy beneficiosa para la digestión.

Son varias las circunstancias que pueden influir de forma más o menos directa en que la digestión no sea fluida y adecuada, apareciendo por tanto molestias relacionadas con la indigestión o con la digestión pesada, que a su vez tiende a causar síntomas molestos como flatulencias, hinchazón abdominal

Sus causas, como decimos, pueden ser en realidad muy variadas: haber comido mucho y en exceso, presencia de algunas enfermedades del aparato digestivo comunes como gastritis o úlceras, consumo de legumbres o alimentos muy pesados, seguir una dieta rica en grasas o consumir bebidas gasificadas.

Infusion de miel y manzanilla para la digestion

Además de evitar esos hábitos que podemos eliminar fácilmente y que influyen de forma decisiva en la aparición de una digestión pesada o dispepsia, existen determinados remedios naturales que pueden ser de grandísima ayuda –y alivio-. Uno de ellos es la infusión de manzanilla y miel, muy beneficiosa para la digestión.

Cómo hacer la infusión de manzanilla y miel para la digestión

¿Qué necesitas? Ingredientes:

  • 1 cucharadita de flores de manzanilla seca
  • 1 cucharada de miel
  • 1 taza de agua

Pasos para preparar la infusión de manzanilla y miel para la digestión

  1. Pon en un cazo el equivalente a una taza de agua, y lleva a ebullición.
  2. Cuando el agua empiece a hervir añade la cucharadita de flores de manzanilla, y deja hervir durante 2 minutos.
  3. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo otros 3 minutos.
  4. Cuela, sirve en una taza y endulza con una cucharada de miel.

Lo más aconsejable es tomar una taza de esta infusión de manzanilla 1 hora antes de cada comida.

Imagen | storebukkebruse

Previous ArticleNext Article