Fitoterapia, Medicina alternativa, Plantas medicinales

Infusión de clavo

Cómo preparar la infusión de clavo

¿Cómo preparar la infusión de clavo? Descubre los ingredientes y pasos necesarios para disfrutar de la infusión de clavo. Conoce asimismo las principales contraindicaciones de esta bebida.

El clavo es una de las especias más consumidas en el mundo. De hecho, en muchas cocinas se utiliza para la elaboración de deliciosas recetas y platos, siendo muy usada desde un punto de vista culinario y gastronómico.

infusion de clavo

Tal y como te indicábamos en nuestra nota sobre las propiedades del clavo, el clavo es una especia conocida científicamente con el nombre de Syzygium aromaticum, perteneciente a la familia Myrtaceae.

Es una especie que antaño era muy utilizada como remedio contra la halitosis, mientras que los egipcios la utilizaban como especie aromática, con la que elaboraban también collares.

Una opción útil para disfrutar de sus principales beneficios medicinales es a partir de la infusión de clavo. Te explicamos cómo es su elaboración a continuación.

Infusión de clavo: preparación

Ingredientes de la infusión de clavo

  • 1 a 2 cucharaditas de clavo
  • 1 taza de agua

Pasos para elaborar la infusión de clavo

1) Pon en un cazo el equivalente a una taza de agua y lleva a ebullición.

2) Cuando empiece a hervir añade el clavo y deja hirviendo 3 minutos.

3) Pasado este tiempo, apaga el fuego, tapa y deja en reposo 2 minutos.

4) Finalmente cuela y bebe.

Eso sí, debes recordar que su consumo está contraindicado en mujeres embarazadas y lactantes, y en niños menores de 6 años.

Contraindicaciones de la infusión de clavo

  • No está recomendado en mujeres embarazadas o lactantes y niños menores de 6 años.
  • Contraindicado en personas con trastornos estomacales, digestivos e intestinales: enfermedad de Crohn, síndrome del colon irritable, gastritis, enfermedades del hígado y úlcera gastroduodenal.
  • Contraindicado en personas con epilepsia u otras enfermedades neurológicas, incluyendo Parkinson.
  • En dosis elevadas puede resultar neurotóxico.

Imagen | exceptinsects

Previous ArticleNext Article