Medicina alternativa, Plantas medicinales, Salud, Varios

Infusión de anís

infusion-anis Son varios los beneficios del anís, una planta muy utilizada desde la Edad Media en una buena variedad de remedios caseros, principalmente por una cuestión básica: resulta ideal a la hora de tratar varios trastornos del sistema digestivo, e incluso es buena como expectorante.

La infusión de anís, precisamente por las virtudes que encontramos en ella, puede ser útil a la hora de aliviar molestias estomacales (sobretodo cuando tenemos muchos gases o digestiones pesadas).

En lo que se refiere a la hora de tomarla, puede ser recomendada justo después de cada comida hasta que remitan los síntomas, o bien cuando éstos aparezcan.

Infusión de anís: cómo elaborarla

Ingredientes principales

  • 1/2 cucharadita de semillas de anís
  • 1 taza de agua

Pasos para elaborar la infusión de anís

1. Añade el agua en un cazo y llévalo a ebullición.

2. Cuando comience a hervir, añade el anís.

3. Apaga el fuego y tapa el recipiente.

4. Déjalo reposar 10 minutos y filtra.

Previous ArticleNext Article