Infusión de alcachofa

infusion-alcachofa La alcachofa es una de las opciones más naturales, sanas y adecuadas a la hora de depurar el hígado y de tratar de reducir los molestos síntomas del denominado como hígado graso.

Principalmente por una cuestión básica: es un remedio ideal a la hora de tratar trastornos hepatobiliares, gracias a su acción colerética (aumenta la secreción biliar), y ayuda en casos de digestiones pesadas, a la vez que favorece la correcta digestión de las grasas.

Aunque puede ser consumida de muy diversas formas, ya sea hervida sola o incluso en deliciosas y sencillas ensaladas de verduras, también es conocida la infusión de alcachofa. Te explicamos cómo elaborarla.

Infusión de alcachofa: cómo elaborarla

Ingredientes principales

  • 1 cucharadita de hojas de alcachofera (o bien utilizar el contenido de dos cápsulas compradas en herbolarios).
  • 1/2 cucharadita de diente de león.
  • 1 taza de agua.

Pasos para elaborar la infusión de alcachofa

1. Pon la taza de agua al fuego.

2. Cuando hierva, añade el diente de león.

3. Déjalo cocer durante unos segundos.

4. Apaga el fuego y déjalo reposar unos tres minutos.

5. A continuación, filtra la infusión y disfruta de ella.

En Natursan | Propiedades de la alcachofa

4 comentarios a este artículo

Hacer un comentario