Remedios

Gárgaras de agua y sal para el dolor de garganta

Las gárgaras de agua tibia y sal son ideales para aliviar y reducir el dolor de garganta. ¿Cómo hacerlas? Descubre los pasos para hacer gargarismos de agua y sal para la garganta.

Qué molesto es tener un dolor de garganta. Sus causas pueden ser en realidad muy variadas, aunque en la mayoría de los casos tiene dos bien identificadas: infección vírica (muy habitual en caso de gripe, resfriado o mononucleosis), o bien infección bacteriana (por ejemplo por estreptococo). Asimismo, es común que este dolor de garganta curse igualmente con inflamación, que es en definitiva lo que causa las molestias.

Además de seguir el tratamiento médico que haya podido prescribir el especialista (en caso de infección bacteriana el tratamiento de elección son los antibióticos, y si es por infección vírica el ibuprofeno ayuda a disminuir la inflamación y además es antipirético), dentro de la conocida como botica de la Abuela podemos encontrarnos con remedios naturales muy interesantes, tan clásicos como conocidos y tradicionales.

Gargaras de agua tibia y sal

Las gárgaras o gargarismos de agua y sal son opciones populares muy útiles, que ayudan a calmar las molestias y el dolor de garganta desde el mismo momento en que éste aparece. Te explicamos cómo realizarlas.

¿Qué necesitas? Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • 1 puñado de sal

Pasos para hacer las gárgaras de agua y sal

  1. Pon en un cazo el equivalente a una taza de agua y calienta un poco.
  2. Cuando el agua esté caliente, pero sin llegar a hervir, retira del fuego y deja que se entibie.
  3. Una vez el agua esté tibia vuelve a añadir a la taza, e incorpora un puñadito de sal marina de cocina.
  4. Mezcla bien con ayuda de una cuchara.

Cómo hacer los gargarismos de agua y sal

Para aliviar el dolor de garganta, solo tienes que tomar pequeños buches de la mezcla de agua tibia y sal y realizar gargarismos, manteniendo el agua en la boca a la altura de la garganta, mientras cuentas 30 segundos.

Es necesario repetir la acción varias veces, hasta que se acabe la mezcla de agua y sal. Notarás como el dolor de garganta alivia. Y si repites esta acción varias veces al día la mejoría será notable.

Imagen | Dubravko Sorić

Previous ArticleNext Article