Flor de la pasión: propiedades y beneficios

Propiedades de la flor de la pasión

Propiedades de la flor de la pasión, una planta con beneficios medicinales sedantes y relajantes, ideales contra el insomnio y útil para relajar nuestra mente y el organismo.

La flor de la pasión es el nombre por el que también se conoce a la pasiflora, passiflora o pasionaria. Obviamente son las mismas plantas, lo que su denominación varía en función del lugar donde ésta se encuentre.

propiedades flor de la pasion

Es una planta conocida científicamente con el nombre de Passiflora incarnata, perteneciente a la familia Passifloraceae, y cuya recolección se realiza sobretodo entre la primavera y comienzos de verano, antes de la floración o después de ella (junto con sus frutos).

Eso sí, para disfrutar de la mayoría de las propiedades de la flor de la pasión sin que ésta pierda sus beneficios medicinales más importantes, es imprescindible que sus hojas sean secadas en la sombra.

En lo que tiene que ver con sus virtudes farmacológicas destaca su efecto relajante y sedante, antiespasmódico y analgésico.

Beneficios de la flor de la pasión

Dentro de los diferentes ansiolíticos naturales que nos brinda la Naturaleza nos encontramos con la flor de la pasión, una planta destacable por sus virtudes sedantes y relajantes.

No en vano, es una opción aconsejable en el tratamiento del insomnio, dado que ayuda a relajar nuestra mente y nos ayuda a dormir mejor pero sin causar los síntomas propios de un medicamento con estos fines (que sobretodo aparecen al día siguiente como forma de resaca).

Es útil a la hora de calmar los dolores de origen nervioso, ayudando a su vez en caso de histeria por su acción antiespasmódica.

Cómo preparar la infusión de flor de la pasión

Ingredientes principales

  • 1 cucharadita de hojas de flor de la pasión
  • 1 taza de agua

Pasos para elaborar la infusión de flor de la pasión

1) Hierve en un cazo una taza de agua.

2) Cuando empiece a entrar en ebullición añade las hojas secas de flor de la pasión y déjala en el fuego durante 3 minutos.

3) Pasado este tiempo, apaga el fuego.

4) Tapa el cazo y deja en reposo otros 3 minutos.

5) Finalmente cuela.

Puedes endulzar esta infusión con miel o azúcar de caña integral, según gusto.

Si te ha gustado esta nota puedes leer más sobre la infusión de pasiflora o la infusión de pasionaria.

Más información | Eroski Consumer

Imagen | Matt Tillett

Hacer un comentario